CONTENIDO PROMOCIONADO

Gracias a la energía eólica, en Tizimín y Dzilam ya ‘bajaron los recibos’ de luz

Publicado febrero 14, 2021, 1:02 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Actualmente, en Yucatán, la generación de energías limpias representa el 30 por ciento de lo que a diario se consume, informó el secretario de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), Ernesto Herrera Novelo, al destacar que cada vez se apuesta más al aprovechamiento del Sol y el viento.

Indicó que a diario se producen 340 megavatios de los 900 que se requieren en la entidad.

Comentó que el desarrollo de aprovechamiento energético de Yucatán es similar al establecido con el Pacto de París así como con las cifras de países europeos, que estipulan la producción de un 32 por ciento.

Añadió que el incremento de estas fuentes de energía significará paralelamente una reducción directa en el precio del servicio, el cual se reflejará a mediano plazo en el bolsillo de los yucatecos.

El alto costo de la energía en la entidad es debido a que la transmisión proviene de Chiapas, pero Yucatán ya genera su propia energía, tanto fotovoltaica como eólica.

“Lo caro de la energía de Yucatán se debe a que se ha tenido que importar prácticamente en su totalidad, porque hay que traerla en su mayoría de Chicoasén, Chiapas, y lo que te cobran es toda la transmisión de la energía desde donde se genera”, acotó.

Actualmente, con la puesta en funcionamientos de parques fotovoltaicos y eólicos, Yucatán ya genera energía para su autoconsumo.

“Cada vez que se conecta un parque o un techo con paneles solares, genera un nodo, el cual va acortando las distancias de transmisión”, subrayó.

Aseveró que en municipios como Dzilám de Bravo y Tizimín, “los recibos han bajado”, y de manera paulatina se reflejará en otras poblaciones.

El funcionario recordó que en diciembre de 2019, el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, aseguró que la reducción de las tarifas sería del 30 por ciento.

Herrera Novelo añadió que hay tres parques en fase de autorización por parte de la CFE, que debe de dar el visto bueno.

Abundó que “una cosa es producir la energía y otra que se suba a las líneas de transmisión y acepten. No vamos a ser nosotros impulsores de alguien que ponga su dinero y no pueda subir su energía, tenemos que ser cuidadosos con lo que marca el derecho, por eso hay que consensuar y hablar con Manuel Bartlett”.

Actualmente, operan tres parques eólicos en el Estado, en Dzilam de Bravo, Tizimín y Progreso, así como dos solares, en Peto y Progreso.

El entrevistado comentó que hay paneles solares en los techos de empresas locales como Dunosusa, La Lupita, Akí y Kekén, así como la alemana Leoni, contribuyen a esta generación de energía limpia, todo ello, dentro del marco regulatorio.