Feria Artesanal del Colorido Mexicano, en el Parque de Santa Ana

Publicado noviembre 28, 2021, 9:39 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

*José Poot, es uno de los artesanos que participa en la muestra, con 30 años dedicándose al bordado.

Son manos que valen oro, más de 30 años dedicados a la elaboración de productos que engrandecen la cultura yucateca, es una auténtica forma de vida para José Poot Ek, presente en la Feria Artesanal del Colorido Mexicano que arrancó ayer, en el Parque de Santa Ana y estará abierta al público hasta el martes 30 de noviembre.

Poot Ek ofrece ropa típica de la entidad, desde los tradicionales hipiles, hasta vestidos, blusas y guayaberas, con bordados a mano.

“Yo comencé muy chico, era una manera de ayudar a la familia y antes pues los hijos aprendíamos de los padres, ahí comencé a bordar y poco a poco le vas agarrando el gusto y la rutina”, dijo.

“No había para comer y teníamos que ganarnos el pan de alguna forma, por eso fue que le entré al trabajo, aunque somos seis hermanos y no todos aprendieron”, agregó.

Originario de Acanceh, pero radicado en Mérida desde hace varios años por necesidad, hizo del hilo y la aguja, sus mejores aliados.

“Hemos llegado a tener jornadas muy largas de trabajo, hasta la madrugada, días sin dormir, pero cuando eso pasa se agradece, porque hay producción”, indicó.

“Ha sido mi vida y lo seguiré siendo, me voy a morir haciéndolo, no sé hacer otra cosa, yo también enseñé a mis hijos, aprendieron y ayudan, pero no se dedican por completo”, añadió.

Como ha ocurrido en toda la entidad y en todos los sectores, Poot Ek ha resultado bastante afectado por la pandemia del Covid-19 y ahora espera que eventos como esta Feria Artesanal le ayuden a recuperar un porcentaje de lo perdido.

“Nos encerramos por completo, no hubo producción, no hubo venta y así no se puede salir adelante, pero estamos con vida y hay que seguir, no hay de otra, ya se está reactivando todo y ojalá sirva, confiamos que mejorará, aunque igual creo que jamás volveremos a restablecernos por completo”, manifestó.

En el evento participan artesanos de Mérida, Ticul, Kimbilá y Tixkokob, con productos como la ropa típica del Estado, zapatos, bolsas, carteras, imágenes de dioses mayas, juegos de ajedrez y domino, collares, aretes, pulseras y hasta cubrebocas. Incluso, se puede observar un stand con ropa y calzado deportivo.