Es hora de exigir a los fabricantes más medidas de seguridad en sus autos

Publicado febrero 17, 2020, 6:51 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA, 17 de febrero de 2020.- Dos trágicos accidentes se registraron en menos de 24 horas en el Periférico, con saldo de cuatro personas fallecidas.

Independientemente de las causas que hayan sido y las circunstancias en las que ocurrieron los hechos, llama la atención la magnitud de los daños en los vehículos.

Es momento de empezar a cuestionar a las fabricantes automotrices y comenzar a exigirles más medidas de seguridad en la estructura de sus vehículos.

Muchos de los vehículos subcompactos carecen ahora del chasis que tenían los vehículos de antes, y que ahora solo se conserva en las camionetas y en vehículos más pesados.

Ahora prácticamente todos los materiales como defensa, fascia y otros elementos de los autos son de plástico, que protegen muy poco o nada en caso de colisiones.

No es necesario ir a velocidades altas para que en caso de accidente e impacto estos vehículos compactos y subcompactos tengan el efecto acordeón que deja atrapados y muertos a sus ocupantes.

Aunque en México hay límites de velocidad que rodan entre los 90 y 100 km/h, en carreteras de otros países se permite en las superautopistas velocidades de hasta 150 km/h, y ahí los índices de accidente son mucho menores que en el Periférico meridano.

Los vehículos involucrados en estas lamentables tragedias fueron un Nissan Versa y un Chevrolet Beat, ambos autos muy vendidos por económicos.

También son los vehículos más demandados por los que se dedican a prestar el servicio en plataformas digitales de autotransporte.

Tal vez ya es tiempo de empezar a cuestionarse cuánto vale nuestra seguridad, pero más que nada es tiempo de exigirle a las armadoras automotrices más medidas de seguridad para evitar este tipo de tragedias.