El PRD, ¿de izquierda a ultra derecha?

¿Cómo Eduardo Sobrino Sierra y Alejandro Cuevas Mena, que defendían a López Obrador, ahora dicen que es lo peor de la izquierda?

464

Por la Izquierda/Columa
Por: Bayardo Ojeda Marrufo

A las y los perredistas:

Es lamentable que el partido que construimos hace 30 años hoy se quiera transformar en un partido de ultraderecha con actores políticos ajenos a la izquierda. Día a día, los cinco integrantes de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD solo salen a denostar a quien fuera nuestro presidente nacional y candidato a Presidente de la República en el 2006 y 2012 criticándolo sin ser propositivos, el caso es golpear y ya.

Más lamentable que ahora no se den cuenta de la dimensión que estamos pasando los partidos políticos.

Eduardo Sobrino me comentó hace unos años que entró a Alternativa Democrática Nacional (ADN) para acercar a Héctor Bautista con López Obrador y crear un canal, porque él decía que tenía una buena “relación” con AMLO.

Es terrible que ahora se engalanen Cuevas y Sobrino llevando alcaldes a la CDMX aunque saben que no podrán “gestionar” obra pública como cuando el primero y actual presidente estatal asignaba de manera discrecional, aprovechando su cargo en la comisión de presupuesto, obra pública a municipios donde condicionaba estos apoyos a cambio de afiliar personas al PRD. Más feo es que sigue engañando a la alcaldesa y a los alcaldes diciéndoles que les conseguirán obra pública.

¿Cómo les van a bajar obra si un día antes el buró de los cinco nacionales sacaron un decálogo contra López Obrador? Pareciera que no entienden la magnitud del problema nacional. El PRD cambiará su nombre y sus siglas a más tardar en agosto. La fecha ya es fatal. Mi pregunta, ¿Cómo Eduardo y Cuevas que defendían a López Obrador ahora dicen que es lo peor de la izquierda?

En lo que se convertirá el PRD probablemente sea en un partido de ultra derecha. Quieren ganar pegándole a AMLO todos los días. La política no puede ser golpear sin propuestas. Vino Karen Quiroga la semana pasada (que es parte de la mesa nacional) para hacer reuniones y tranquilizar a la inquieta burocracia que tiene incrustada en la inflada nómina del PRD local; para darles un mensaje a su sindicato particular de rolo-taxistas: “tranquilos, seguiremos administrando el dinero del PRD Yucatán”.

El PRD es un difunto. Cuevas y Sobrino no ven que el partido se agotó, ¡Lo exprimieron hasta el cansancio! ya no van a ni siquiera alcanzar el registro en el 2021. La soberbia del diputado al que “su sueldo no le alcanza” en la elección federal tendrán las fichas. De ocho alcaldes tendrán que pagar cuatro hombres y cuatro mujeres. Sobrino en su vida gana algo en votos y estoy convencido que si él es el plurinominal o le vende la idea a un alcalde como hizo con Edilberto Rodríguez de Tixmehuac en 2010.

Van a perder registro y su representación en el Congreso. Ya no estamos por quién se queda con el membrete, en agosto venderán la membresía nacional por el buró y esos agotarán y matarán a mi pobre PRD.

Y como Cuevas y Sobrino ya ven venir la muerte de mi PRD ya tienen pláticas con el PT, a espaldas de los alcaldes donde no los aceptaron… al tiempo su tiempo…

Comentarios

Comentarios