El Covid-19 frenó la mejor racha de turismo en Yucatán: Mauricio Vila

Publicado diciembre 11, 2020, 2:57 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Luego de un año 2019 con históricos resultados en materia de turismo, este año se perfilaba para consolidar la industria sin chimeneas en Yucatán, pero la pandemia de Covid-19 frenó todo eso, lamentó el gobernador Mauricio Vila Dosal.

“Incluso durante enero y febrero se tuvieron muy buenos resultados y se esperaba que en marzo, por el Tianguis Turístico en Mérida, las cosas continuarán por buen camino, pero todo esto se detuvo por el coronavirus”, señaló.

Sin embargo, gracias a la reapertura económica, ya comienzan a verse signos de recuperación del turismo en Yucatán, agregó el mandatario, quien de nuevo pidió a los yucatecos que minimicen las fiestas y reuniones decembrinas, para que en enero, en lugar de tener un rebrote de Covid-19, se pueda continuar con la reapertura económica.

El mandatario expresó lo anterior durante la entrega de los nombramientos de Pueblos Mágicos a Sisal y Maní, que recientemente recibieron esa categoría del segmento turístico.

“Todos sabemos lo que pasa cuando hay un rebrote de Covid-19”, indicó Mauricio Vila. “Viene de nuevo el confinamiento y se suspenden las actividades económica en perjuicio del empleo y de sectores como el turismo que generan mucho empleo en Yucatán”.

El gobernador destacó que si bien ya se ve una luz al final del túnel, todavía están lejanos los días en que pueda decirse que ha concluido la pandemia.

“Hay muchas noticias alentadoras, como las vacunas, pero de acuerdo con los esquemas, no sería de inmediata aplicación para la población en general, por lo que todavía tendremos un año más de pandemia, todo el 2021 tendremos que seguir cuidándonos”, subrayó.

“Llevo 21 días pidiendo a los yucatecos que no hagan fiestas y reuniones decembrinas, y lo seguiré haciendo, porque vienen días muy peligrosos que pueden hacer que las cosas se salgan de control”, advirtió.

“Llega el Día de la Guadalupana y sabemos que los yucatecos son un pueblo muy religioso”, destacó. “Luego vienen las posadas, la cena de Navidad y Año Nuevo, y nadie quiere que haya un rebrote”.

“Ya lo vivimos hace unos meses, cuando tuvimos que tomar medidas que no fueron nada populares, pero más que nada tenemos que seguir cuidándonos para continuar el próximo año con la recuperación de la economía y el empleo”, señaló.

En cuanto a los nombramientos de Pueblos Mágicos a Sisal y Maní, los recibieron las respectivas autoridades municipales.