El 2020, un año atípico hasta para los difuntos en Yucatán

Publicado octubre 29, 2020, 10:11 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

MÉRIDA.- En un año atípico como ha resultado este 2020, con eventos masivos suspendidos a causa de la pandemia del COVID-19, el Ayuntamiento ofrecerá transmisiones especiales para recordar ediciones anteriores del “Paseo de las Ánimas” y todo lo relativo a la celebración de los días de muertos, tradición muy arraigada entre las familias meridanas.

Privilegiando la salud de todas y todos, el Ayuntamiento no realizará eventos presenciales en esta ocasión y únicamente se mantendrán abiertos los cementerios, bajo estrictos protocolos sanitarios, en atención a la costumbre de visitar esas instalaciones en estos días.

Sin embargo, con las transmisiones especiales que se ofrecerán a través de las redes sociales de Renan Barrera y AyuntaMerida en Facebook, Twitter e Instagram, el Ayuntamiento recordará ediciones anteriores del evento cultural que meridanos y visitantes convirtieron en un referente de las celebraciones dedicadas a los muertos.

Dichas transmisiones se realizarán el viernes 30 y sábado 31 de octubre y domingo 1 de noviembre para que todo el que lo desee disfrute, ahora vía internet, de las tradicionales actividades en honor de los difuntos.

Al igual que en todo el país, en Mérida se acostumbra celebrar el “Hanal Pixán” (comida de ánimas) con la instalación de altares y la elaboración de platillos típicos de estas fechas para el reencuentro con las almas de los seres queridos ya fallecidos y que según dicta la creencia regresan en estos días a visitar a sus familiares.

Esta tradición se celebra del 31 de octubre al 2 de noviembre, entre velas, flores, fotografías ofrendas y el tradicional mucbilpollo. En los altares se suelen colocar objetos preferidos en vida de los familiares fallecidos e, incluso, juguetes en el caso de los niños, además de la comida.

Para honrar esta tradición, el Ayuntamiento inauguró en 2008 el Paseo de Ánimas, con el apoyo de los consejos de participación ciudadana y vecinos del barrio de La Ermita de Santa Isabel. Comenzó con un recorrido, “Corredor de las Ánimas”, de La Ermita al Cementerio General como una representación de las almas que vienen a visitar a sus familiares.

Al año siguiente cambió de nombre a “Paseo de las Ánimas” como se mantiene hasta la fecha. Actualmente, el derrotero que siguen los “pixanes” (niños, jóvenes y adultos caracterizados) sale del Cementerio General rumbo a La Ermita.

A lo largo del camino de la procesión se instalan altares y, al principio, participaban únicamente integrantes de los ballets folclóricos del Ayuntamiento para realizar diversas presentaciones artísticas propias de la entidad.

En su primer período al frente del Ayuntamiento, en 2012, el alcalde Renán Barrera Concha decidió ampliar el recorrido con la intención de que más barrios y vecinos pudieran participar en el evento con el montaje de sus altares a lo largo del derrotero.

Además, se incluyó una ceremonia maya para pedir permiso a los dioses de los cuatro puntos cardinales para que, al sonido del caracol pudieran salir las ánimas a visitar los 180 altares que hubo ese año y en los cuales, respetando la tradición, se realizaron cánticos y rezos.

Desde sus inicios esta actividad busca fomentar y promover las costumbres locales en espacios históricos y públicos del municipio para recuperar valores ancestrales, todo con la participación conjunta de consejos ciudadanos, vecinos y visitantes.

Año con año, el “Paseo de las Ánimas” ha evolucionado y ahora atrae a personas y medios de comunicación de otras partes del país y del mundo.

Con una asistencia de cinco mil personas en 2012, los visitantes fueron aumentado año con año hasta llegar a 70,000 registrados en la edición 2019. En esa última edición se instalaron 346 altares a cargo de consejos de participación ciudadana, vecinos de la zona, dependencias municipales, asociaciones y empresas.

Se pudo disfrutar del recorrido de 1,500 ánimas, encabezadas por el Alcalde y su esposa Diana Castillo Laviada, presidenta del DIF Municipal. También en esa edición se estableció por primera vez el “Corredor Gastronómico” en el barrio de San Sebastián y se instaló una exposición fotográfica con la temática del “Hanal Pixán”.

El ambiente tranquilo y familiar que prevalece en el derrotero ha atraído la atención de turistas de varias partes del mundo, que llegaban especialmente para sumarse a la convivencia especial por las celebraciones en honor de los difuntos.

Mención aparte merece el impacto social que el “Paseo de las Ánimas” tiene como programa piloto de la Agenda 21 por la cultura, pues si bien esta actividad comenzó asignada a la Dirección de Desarrollo Social, ahora se ha consolidado y de manera transversal logra la participación de distintas áreas del Ayuntamiento.

De esta forma se cumplen varios puntos que establece la Carta de Derechos Culturales, entre ellos que el habitante conciba la ciudad como espacio cultural, donde no sólo sea un participante activo, sino que tenga un acceso libre, incluyente, protegido y recreativo, además de preservar el patrimonio tradicional que forma parte de la identidad regional que distingue a Mérida.