Ductos viejos, una ‘tentación’ para el ‘huachicoleo’

Además, por su estructura son fáciles de seguetearlos, señala el director ejecutivo de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, Luis Vera Morales.

306

El huachicoleo prevalece en el país debido a que los ductos de combustibles “están viejos” además de que, dada su estructura, es “fácil seguetearlos”, aseveró el director ejecutivo de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), Luis Vera Morales.

En el país existen 60 mil kilómetros de ductos, y los más antiguos están en Campeche, Veracruz y Tabasco.

“Hay ductos muy viejos, principalmente los de Petróleos Mexicanos (Pemex), los cuales son los más atacados (por los huachicoleros), ya que por tener muchos años son fácil seguetearlos, en cambio los nuevos son más difícil de dañar”, acotó.

Dijo desconocer la cifra de ductos que están obsoletos, en kilómetros de longitud, aunque “los datos los puedes pedir a través del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública”.

Remarcó que es obligación de las empresas dar mantenimiento a los ductos, ya que “son los que construyen y los operan”, pero cuando se detectan una falla, la dependencia interviene.

“En cuanto al monto que se requiere para sustituir los ductos viejos, lo desconozco, ya que ASEA no maneja dinero”, subrayó en el marco de la Reunión Anual del Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM).

Comentó que recientemente entró en vigor la NOM-009-ASEA-2017, que regula la Administración de la Integridad de Ductos de recolección, Transporte y Distribución de Hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos.

Resaltó que la Norma Oficial Mexicana establece requisitos para que los ductos del Sector Hidrocarburos de México sean más seguros.

Expresó que el transporte de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos a través de ductos es una actividad estratégica para el Sector Hidrocarburos.

Debido a ello, es fundamental contar con un programa de administración de la integridad de este tipo de infraestructura que proporcione información del estado físico en que se encuentra.

Abundó que gracias a esta norma se contará con indicadores que facilitarán el cumplimiento de un ciclo de mejora continua en materia de prevención, detección y mitigación del riesgo, lo que se traduce en mayor seguridad al prevenir incidentes.

“La norma permitirá a la Agencia recopilar, revisar e integrar el análisis de información que generará una base de datos que mejorará la evaluación del riesgo”, añadió.

La evaluación del riesgo e identificación de los peligros aplicables, son elementos que sustentarán la inspección y análisis de la integridad de los más de 68 mil kilómetros de ductos terrestres y marinos existentes en todo México.

Comentarios

Comentarios