CONTENIDO PROMOCIONADO

Covid-19 ayuda a mitigar brote de conjuntivitis de Yucatán

Publicado enero 28, 2021, 2:27 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

La contingencia establecida en México a consecuencia del Covid-19 permitió tener un mayor control de la conjuntivitis, registrando en 2020 una disminución de cerca del 50 por ciento, así como también impidió la continuidad del brote que desde 2015 prevalece en Yucatán.

La conjuntivitis es una enfermedad benigna, pero sí limitante y altamente contagiosa, y con las medidas establecidas como la sana distancia, las medidas de higiene y el autorresguardo domiciliario evitó la propagación de la molestosa patología, la cual se puede infectar en varias ocasiones a lo largo del año.

Por ende, con todas las medidas de salud establecidas para cortar la cadena de transmisión de la pandemia, muchos males disminuyeron de manera significativa.

La conjuntivitis es una enfermedad que se propaga en los sitios de alta concentración, tal el caso de las escuelas, los centros laborales, e incluso, en el sistema de transporte público de pasajeros.

Asimismo, la trasmisión es por contagio de directo, “el virus sale de las secreciones oculares por lo que al tocarse los ojos con la mano, el microorganismo está presente en las extremidades, y de ahí se propaga”.

El problema se debe a la condición climática de exceso de calor y de radiación solar que prevalece en el país así como por las falta de higiene entre las personas, pero en este último caso, la ciudadanía tuvo una mayor cuidado.

Durante 2020, en la República Mexicana se contabilizó 553 mil 29 casos de conjuntivitis, con una disminución del 46.6 por ciento en comparación con las cifras cuantificadas en el mismo período de 2019, que fue de un millón 35 mil 140 infectados.

Mientras que en la Península de Yucatán fueron 20 mil 161 casos confirmados acumulados y las entidades que conforman la región menos afectada del país.

El Estado de México fue la entidad con la mayor incidencia del año, con 57 mil 520 casos, con el 10.4 por ciento, seguido de la Ciudad de México, con 55 mil 793 contagiados, el 10.1 por ciento.

Los estados que conforman la Península de Yucatán estuvieron entre las nueve entidades federativas con menor incidencia de dicha patología, la cual afecta más a las mujeres que a los hombres.

Campeche se ubica en el primer lugar de menor incidencia, con tres mil 353 infectados, el 0.61 por ciento del total nacional, seguido de ocho Colima, con tres mil 543 casos, el 0.64 por ciento.

Mientras que Quintana Roo está en el octavo peldaño, con ocho mil 162 contagiados, el 1.48 por ciento, y Yucatán, en el noveno sitio, con ocho mil 646 infectados, el 1.56 porcentual.

En el Estado hay una reducción del 57 por ciento con respecto a 2019, cuando se diagnosticó 20 mil 117 casos.

En cuanto al género, del total registrado en el país, hay 301 mil 224 mujeres, el 54.5 por ciento, y 251 mil 805 hombres, el 454.4 por ciento, mientras que en Yucatán hay cuatro mil 361 féminas, el 50.4 por ciento, y cuatro mil 285 varones, el 49.6 porcentual.

El brote epidémico empezó en la primera semana epidemiológica de 2015, y hasta marzo de 2020 no había un control para este mal.

La SS federal informó que en 2012 fueron cinco mil 333 casos detectaron, al año siguiente fueron cinco mil 77, posteriormente bajó a cuatro mil 508, pero en 2015 fueron 20 mil 543 las personas infectadas.

Es a partir de ese período que no se ha podido controlar dicha patología, pues en 2016 fueron 20 mil 402 de individuos contagiados, en 2017 se registró la cifra más alta, con 92 mil 813, al grado que ocupó el quinto lugar nacional de incidencia.

De acuerdo con la estadística, en siete años, la cifra semanal más alta se registró en 2017, con 21 mil 121 personas infectadas, en menor medida fue en 2016, con 686 casos, asimismo, 666 en 2015, de igual forma, 621 en 2018, así como 598 en 2019, además de 411 en 2020, y 130 en 2014.

Mientras que la cifra más baja de casos registrados en una semana fue en 2020, con 59, seguido de 2019, con 183, 2018, con 185, así como 195 infectados en 2015; 200 en 2017, y 219 en 2016.

Hemorrágica

La Conjuntivitis Epidémica Aguda Hemorrágica (CEAH) es un padecimiento agudo, benigno y autolimitado, de inicio súbito y bilateral, caracterizado por dolor ocular intenso, fotofobia, visión borrosa, epifora (lagrimeo continuo), e hiperemia (infección) conjuntival con hemorragias subconjuntivales de tamaño variable, principalmente.

“Es importante conocer los síntomas de esta enfermedad que son hemorragia en el ojo, exceso de sangre, lagrimeo y molestia a la luz directa, secreción serosa, escozor o picor ocular y sensación de cuerpo extraño”, acotó.

El año pasado en el país se registraron 145 casos de conjuntivitis hemorrágica, con un decremento del 21.6 por ciento en comparación con 2019, cuando la suma fue de 185.

La patología estuvo presente en 17 entidades federativas, entre ellas Quintana Roo, es decir, no se registró caso alguno en Campeche y Yucatán.

De 2013 a la fecha, es la tercera ocasión en que no se registran contagiados, y la cifra más alta ocurrió en 2016, cuando hubo un brote en buena parte del país, con 160 infectados.