Clausuran restaurante de comida italiana en Plaza Altabrisa

Publicado agosto 27, 2019, 9:11 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Una multa de hasta mil 500 salarios mínimos (154 mil pesos) podría recibir el restaurante Luciano de Plaza Altabrisa, que este lunes fue suspendido por la Secretaría de Salud por contaminación de agua potable que estaba en contacto con alimentos.

Desde el fin de semana comenzaron a surgir en redes sociales quejas contra el establecimiento, incluso se mencionó que hubo siete clientes intoxicados por mal manejo de higiene.

La dependencia recibió algunas de estas quejas y se procedió a una revisión sorpresa que constató la presunta contaminación de agua y de alimentos en el local, uno de cuyos accionistas es el presidente de la Canaco Mérida, Michel Salum Francis.

Presuntamente, las autoridades suspendieron temporalmente el establecimiento porque se hallaron anomalías que contravienen la NOM-251-SSA1-2009 Numeral 5.8.1 de la Secretaría de Salud, que establece los límites permisibles de cloro residual libre y de organismos coliformes totales y fecales del agua potable que esté en contacto directo con alimentos, bebidas o suplementos alimenticios y materias primas.

Sobre el tema, Salum Francis emitió un comunicado en el que expone:

“Desafortunadamente, recibí la noticia de que el Restaurante Luciano fue clausurado por la Secretaría de Salud a lo cual puntualizo:

1.- Aunque sigo siendo poseedor de ciertas acciones de la compañía, desde hace algunos meses yo no tengo nada que ver con la operación ni con la administración, incluso, se me ha negado el acceso a información administrativa y financiera del negocio.

2.- Ya di instrucciones a mis abogados para revisar qué fue exactamente lo que ocasionó la clausura y fincar responsabilidades correspondientes a la actual administración y al representante legal, ya que es muy lamentable que, después de casi 7 años de operar y administrar el negocio y habiendo cumplido siempre con todas las disposiciones de salud y legales, hoy haya sido sujeto a clausura y por consiguiente a la afectación del valor de mis acciones.

3.- Reconozco a las autoridades por el cumplimiento de su labor y le pido una disculpa (aunque su servidor no hubiera tenido injerencia en lo sucedido) a la sociedad y a los clientes que durante tanto tiempo traté personalmente procurando que tengan una grata experiencia”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.