Cementera de Umán, en ampliación y sin licencia

Publicado septiembre 17, 2020, 6:09 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Sin licencia alguna, la cementera Holcim aprovechó la contingencia sanitaria por Covid-19 para ampliar sus instalaciones, denunciaron vecinos de Umán al advertir que debido a ello aumentará el grado de contaminación atmosférica que prevalece en la región.

“La cementera aprovecho que las autoridades están distraídas con la pandemia para construir una nueva planta cementera dentro de sus terrenos”, afirmó una de las afectadas, Camila Koh Díaz.

Comentó que ante el ilícito cometido, los pobladores de éste municipio solicitarán la intervención de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, procurando el derecho a la salud de los pobladores.

Resaltó que esta empresa se ubica en una zona una densa población, por lo que sus emanaciones de partículas y micropartículas afecta de manera notable a los habitantes, tanto a los aledaños como a los que viven a varios kilómetros.

Lamentó el apoyo total que las autoridades brindan al sector empresarial, en detrimento de la población, pues antes de la instalación de la cementera Holcim, habían numerosas familias establecidas en sus alrededores, y ahora, la densidad ya es más notable.

“Hay estudios que indican que esa industria es muy contaminante y la zona, antes de convertirse en corredor de industria, eran muchas las familias que ahí vivían”, acotó.

Actualmente, los pobladores buscan apoyo de alguna asociación para la recolección de firmas o hacer alguna consulta, cuyos resultados serían entregados al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En días pasados, el presidente de la asociación Maya Peninsular, José Salas Segura, denunció que Rolando Zapata Bello, durante su administración, otorgó una masiva autorización de empresas altamente contaminantes, instaladas en diversos puntos del Estado, tal el caso de la Planta de Molienda de Cementos Fortaleza, la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO), la calera Oxxica y del banco pétreo de la constructora Proser, así como la cementera Holcim, entre otras.

Resaltó que en el Estado son numerosas las industrias contaminantes, llámense asfalteras, cementeras, caleras, extractoras de material pétreo, gasolineras, granjas, entre otras, las cuales violan sistemáticamente las diversas leyes y afecten a la ciudadanía.

Diversos fueron los daños causados al medio ambiente, pues las grandes empresas deforestaron el área que se les asignó, colocaron bardas para impedir el tránsito de la fauna silvestre, y en el caso de la calera y la cementeras, la emisión de partículas y micropartículas laceran los pulmones de la población.

También se denunció que complicidad con diversos alcaldes, a dichas iniciativas privadas se les otorgó una gran extensión de terreno, sin contar con el respectivo Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).