Al estilo Salinas Pliego, el presidente de la Canacome quiere abrir la economía de ‘porrazo’

Publicado enero 09, 2021, 7:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

De nuevo Michel Salum Francis, presidente de la Canacome, pretende poner en riesgo la salud de los yucatecos, y en específico de los clientes de los comercios del Centro de Mérida, al organizar un boicot contra las medidas de la reapertura segura.

Según diversos testimonios de comerciantes del primer cuadro de la ciudad, Salum Francis los está obligando a unirse a una campaña de desinformación, amenazándolos incluso con expulsarlos del gremio en caso de no hacerlo.

“Quiere que colguemos mantas, que firmemos peticiones, que marchemos”, denuncian propietarios y empleados de comercios. “No le importa nuestra salud ni la salud de nuestros clientes: sólo quiere que cumplir los caprichos de sus amigos y que éstos ganen más”.

“Lo que no sabe”, añaden, “es que se están dando un tiro en el pie. ¿No ve las noticias? ¿No ve lo que está pasando en la Ciudad de México? Ahí la gente no encuentra hospitales, no tienen oxígeno; se están muriendo en sus casas”.

Los motivos de Salum Francis, aseguran, son favorecer sólo a uno o dos propietarios, sin importarle los riesgos de contagios y muertes de coronavirus que sus acciones puedan ocasionar. Además, el boicot a las medidas podría implicar un explosivo repunte, lo que ocasionaría la implementación de acciones de prevención más estrictas.

Actualmente, las medidas tomadas han moderado el avance del coronavirus en el Estado, todo lo contrario de los que ocurre en algunas entidades del país se han registrado rebrotes que han obligado a las autoridades a prohibir todas las actividades comerciales, con excepción de las indispensables. En Yucatán, gracias a las medidas tomadas, el 97% de los giros comerciales están en operación.

En días pasados, el Centro de la ciudad tuvo un intenso movimiento con motivo de las fiestas decembrinas. Miles de yucatecos acudieron a los comercios del primer cuadro de Mérida a comprar; así lo registró la gran mayoría de los medios que cubrieron esta afluencia. Pero Salum Francis dijo que no fue suficiente.

En diversas intervenciones, el presidente de la Canacome ha minimizado el coronavirus y ha presionado para que se dé marcha atrás en diversas medidas, como las relacionadas con la movilidad. Rebatiendo las declaraciones de los expertos en salud pública que las pusieron, al considerarlas clave en la contención del coronavirus, Salum Francis conjura para que todo vuelva a ser como antes, lo que supone un grave riesgo para los yucatecos.

“No vamos a entrar en su juego”, sostienen. “Nuestra salud y la salud de nuestros clientes está primero. A él no le importan nuestras vidas, a nosotros, sí. No queremos que nos pase lo que está pasando en la Ciudad de México y en otros estados, donde no sólo aumentaron los contagios y muertes sino que se implementaron medidas que han llevado a la quiebra a miles de comercios”.