Advertencia del Gobierno de Yucatán sobre el nuevo aeropuerto: sin viabilidad no hay proyectos

Publicado abril 18, 2021, 12:51 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

El Gobierno del Estado no aprobará ningún proyecto sobre un nuevo aeropuerto hasta no conocer a fondo la viabilidad del plan, la factibilidad de los permisos y saber qué pasará con los terrenos en donde se encuentra la actual terminal aérea de Mérida.

El Gobierno estatal ha sostenido numerosas reuniones, encabezadas por el Gobernador Mauricio Vila Dosal y funcionarios de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), tanto con funcionarios del Gobierno federal, de dependencias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), entre otras, como con empresarios, para buscar que este proyecto se concrete.

En esos encuentros, el Gobierno estatal ha realizado las gestiones para que este plan puede avanzar y se convierta en una realidad, ya que está a favor de los proyectos de infraestructura que contribuyan a la atracción de inversiones, generen derrama económica, nuevos empleos y signifiquen un impulso a la reactivación económica de Yucatán, por lo que reiteró que apoyará todo proyecto con este fin, siempre y cuando, éstos se presenten de manera adecuada y formal.

En este sentido, el Gobierno estatal recordó que siempre ha apoyado la propuesta para construir un nuevo aeropuerto por considerarlo un proyecto de inversión de suma importancia.

Pero lo que, si tiene que quedar claro, es que no se aceptará, ni aprobará ningún proyecto para construir un nuevo aeropuerto que no esté bien definido y presentado de manera adecuada, que incluya de forma clara la situación de los predios donde se planea construir y todos los detalles necesarios para que se efectúe, precisó el Gobierno del Estado.

De tal forma que, una vez presentado el proyecto de manera formal y con todos los requerimientos necesarios, el Gobierno estatal lo analizará y será el que determinará e informará de la viabilidad del proyecto de acuerdo a las características de lo presentado, siempre privilegiando el bien de los yucatecos.