Activista denuncia detención ilegal en Kanasín por motivo electoral

Publicado julio 04, 2018, 5:08 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Aunque la jornada electoral del pasado domingo se registró con amplia participación en todo Yucatán y casi sin disturbios graves, la historia que cuenta Edgar Cano Brito es distinta, pues asegura que lo detuvo a empujones y golpes un grupo de choque del PRI y luego lo obligaron, junto con un amigo, a permanecer preso durante 36 horas en la Policía Municipal de Kanasín.

Desde ayer al mediodía está libre y cuenta su historia. Edgar pertenece a la “Ola María” del PRD, un grupo que asegura es pacífico y apoya al candidato a la gubernatura Mauricio Vila Dosal por el PAN y Movimiento Ciudadano en distintos municipios del estado.

El domingo pasado, día de las elecciones, Edgar y su compañero Alexander González repartían comida en las casillas de Kanasín cuando, alrededor de las 3 pm conducían un auto por la colonia Cuauhtémoc y en un alto fueron detenidos por un vehículo que se les cruzó. Detrás venían 20 autos más todos del mismo grupo de choque perteneciente al PRI, según relata.

“Un auto nos cerró el paso y se bajaron. Estaban vestidos de negro, como visten los grupos de choque del PRI, además identifiqué a algunos. Nos exigieron que bajáramos del auto y, cuando lo hicimos, nos sacaron los celulares y dinero que llevábamos en la cartera. Nos empezaron a insultar y a empujar y nos pusieron contra una pared, a golpes”, detalla Edgar.

Los de negro le cuestionaban a Edgar qué estaba haciendo y a qué grupo de choque pertenecía. Edgar les informó que era representante general del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (IEPAC) y que estaba repartiendo comida en las casillas. Como respuesta a sus argumentos, recibió empujones e insultos tipo “Te vamos a rajar la madre” y “De aquí no vas a pasar”. Andaban con manoplas.

“De repente vimos que se asomó una camioneta de la Policía Municipal. El policía que bajó les exigió a los del grupo de choque del PRI que nos dejara ir. De repente apareció una patrulla de antimotines de la Policía Estatal e inmediatamente desconcentró a los más de 80 tipos del grupo de choque, quienes se fueron como llegaron”, asegura.

Sin embargo, la Policía Municipal detuvo a Edgar y a Alexander sin explicaciones.

“Nos llevaron a la Policía Municipal, nos tomaron fotos y nos dijeron que permaneceríamos detenidos durante 36 horas, que eran órdenes. No sabemos de quién, no nos dieron ninguna explicación ni nos permitieron hacer la llamada que marca la ley”, remarca.

Como a las 9 de la mañana, la esposa de Edgar llegó llorando a verlo. Nos dejó una torta y un jugo y me dijo que estaba desesperada porque no le informaban por qué estaba yo ahí ni cuándo podría irme”, relata.

Alrededor del mediodía del martes, dieron la orden de liberarlo. “Pasé por el departamento jurídico, donde tuve que firmar unos papeles que decían que había cumplido 36 horas de arresto por ‘Disturbios y alteración al orden’, lo cual no es cierto porque no fue lo que ocurrió. Todavía no encuentro respuestas a lo que pasó y espero que termine de una vez esta pesadilla”, concluyó.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.