Abuelito no alcanzó combi tras consultar y un enfermero lo lleva a casa

Publicado agosto 08, 2020, 11:09 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Debido a las restricciones de movilidad, un abuelito que acudió a consultar a una clínica de Mérida, no alcanzó transporte y fue ayudado por un enfermero y su amigo, quienes lo llevaron hasta su casa.

El hecho fue compartido por Luis A.R., un enfermero quien al terminar su turno, se percató del señor que llevaba un buen rato esperando en un paradero.

Tras acercarse y platicar con él, le informó que no alcanzó la última combi que lo llevaría a su casa y se encontraba preocupado, ya que llevaba mucho tiempo afuera y su familia no sabía nada de él.

Por fortuna, al lugar llegó un amigo de Luis, y tras ver su situación, decidieron trasladarlo hasta su casa.

En sus redes informó lo siguiente:

“Por favor gente, si no es necesario quédense en casa porque solamente así podrán bajar los casos de contagio y así podrá estabilizarse algunos sectores de la población como es el transporte público.

Como a este señor que por el toque de queda no pudo alcanzar la última combi que podía llevarlo a su casa porque a esa hora que terminó de consultar por sus medicamentos, ya no pasaba ninguna combi.

Por suerte mi amigo Rafael Lopez fue por mi a la clínica y llevamos amablemente a este señor a su casa, sus familiares lo recibieron felices ya que había tardado fuera de su casa y por cuestiones el había tardado en su consulta y la otra situación es que no alcanzo la última combi.

Por favor, si no es necesario quédense en sus casas porque así ocupan un lugar menos en el transporte que podría ser de ayuda para una persona mayor o para una persona que de verdad necesita llegar a su trabajo y lo más importante así disminuirían los contagios y ya podría normalizarse la cuestión del transporte público que afecta a los que de verdad lo necesitan”.

Su noble gesto fue compartido por varias personas y en uno de sus comentarios indicó que “me partió el corazón verlo ahí solito y pues no podía dejarlo ahí solo. Yo había visto que fue a consultar desde muy temprano y paso horas ahí en la clínica y pensé en sus familiares que estarían preocupados y cuando llegó a su casa sus nietos le gritaban ‘abuelito al fin llegaste’ y eso fue hermoso”. finalizó.