A 13 años del mega fraude en Sistema Coopera, la justicia no llega para los agraviados

Publicado marzo 24, 2021, 8:34 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Han pasado 13 años desde el mega fraude en la Caja de Ahorro Sistema Coopera, pero hasta ahora los agraviados siguen esperando que se haga justicia.

Las victimas de este sonado caso, que implicó un desfalco de más de 200 millones de pesos, siguen padeciendo las consecuencias mientras el principal acusado, aseguran, sigue libre “andando por las calles de Mérida como si nada”.

Por este caso, como informamos en su oportunidad, fue sentenciado a 16 años de prisión Jesús Martín Caballero Aguilar, pero los defraudados consideran que solo fue un “chivo expiatorio” porque los “verdaderos culpables” siguen prófugos.

En noviembre de 2012 fue detenido por orden del Juzgado Primero de Distrito en materia federal Jaime L.F.P., ex gerente de finanzas de Sistema Coopera, pero el Tribunal Unitario del Primer Circuito en Materia Penal lo absolvió y recuperó su libertad.

Hasta ahora continúa en calidad de prófugo Rafael Armando Medina Puga, quien al igual que Jaime Flota Puerto y Caballero Aguilar, eran directivos de la caja de ahorro.

Sin embargo, uno de los agraviados, el doctor Rufino Gómez García, asegura que Medina Puga “no está tan prófugo”, pues él lo ha visto circulando en un automóvil blanco.

“Desgraciadamente vive cerca de mi casa y lo he visto… no se anda escondiendo porque se siente protegido por las autoridades civiles y hasta las eclesiásticas, porque él fue chofer del arzobispo en retiro Emilio Carlos Berlie Belaunzarán”, afirma.

“Al parecer, ahorita están haciendo circular un poco del dinero, vi que compraron autos para meterlos a trabajar en Uber… los manejan sus hijos”, expone en entrevista con Yucatán Ahora.

“Cuando estaban en la cumbre de su riqueza llegaron a tener hasta 22 predios, tenían su tienda de materiales de construcción La Santa Cruz que era muy próspera, con varias sucursales, pero todo eso se les acabó a raíz del fraude”, recuerda. “Lamentablemente todos dependían de lo que hacía el papá y hubo un tiempo que hasta estuviendo andando en camiones”.

“Hoy veo que empiezan a mover un poco el dinero con esos vehículos para trabajar en Uber”.

El doctor Gómez García, quien era el socio número 81 de la caja de ahorro “Crescencio A. Cruz”, asegura que Medina Puga ha estado oculto en Cottolengo, en una casa del ex arzobispo en la avenida Colón, en el Country Club, “y actualmente parece que ya viene a su casa”.

Hace unos años la Caja Popular Mexicana absorbió lo que quedaba de Sistema Coopera, pero a los socios fundadores no les quisieron reconocer el capital social que aportaron, que era de dos mil pesos, y solo les acreditaron 750 pesos.

Para muchos de estos socios, además de la pérdida económica, la quiebra de Sistema Coopera significó tirar a la basura años de esfuerzo para fomentar cajas de ahorro que permitieran a las familias yucatecas tener un ahorro y la oportunidad de créditos para mejorar su entorno.

Sistema Coopera llegó a extenderse a cuatro estados: Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con cientos de cajas populares afiliadas.

El mega fraude que terminó con este exitoso sistema de financiamiento popular ocurrió en 2008, aunque ya desde un poco antes los socios comenzaban a darse cuenta de cosas que no estaban bien, pero aquellos que se atrevieron a señalarlo fueron expulsados de la cooperativa.