Lamenta Cecilia Patrón que lo invertido en el nuevo aeropuerto sea dinero tirado

Los diputados Cecilia Patrón, Miguel Alonso Riggs y Fernando Torres acudieron sin invitación previa y sin cita para constatar directamente las actividades en los terrenos del nuevo aeropuerto

341

Diputados del Partido Acción Nacional estuvieron en las obras del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco y, tras hablar con los trabajadores, propusieron al Presidente electo una reunión de puertas abiertas con los afectados para realizar un corte administrativo, levantar una exhaustiva auditoría y determinar sobre la continuación del proyecto original; “sería lamentable que por la cancelación se pierdan 300 mil millones de pesos”, dijeron.

Los diputados Cecilia Patrón Laviada, Miguel Alonso Riggs Baeza y Fernando Torres Graciano acudieron  sin  invitación  previa  y  sin  cita para constatar  directamente  las  actividades  en  los terrenos y, a decir de los quienes laboran ahí, “frenar la obra solamente está en la mente de los que nunca han estado en el lugar, ni han estado bajo los rayos del sol, el frío y la lluvia y tampoco se han ensuciado los pies con el barro de la zona”.

Los  legisladores  se  apersonaron  en  la  zona  de  Texcoco  para  conocer  de  primera  mano  la situación que se vive tras el resultado de la consulta organizada la semana pasada; “la verdad es que después de esta visita reafirmamos que es un  grave error el anuncio que ha hecho el Presidente Electo y le proponemos escuchar a los afectados en una reunión pública, que no sea en lo oscurito”, coincidieron.

Localizado a 5 kilómetros del Aeropuerto “Benito Juárez” de la Ciudad de México, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuenta con un terreno de 5 mil hectáreas, contra 770 hectáreas del actual y hasta ahora, se han invertido 60 mil millones de pesos, una cifra importante por lo que, si se determina el cierre de la obra, que  sea mediante un proceso de revisión transparente y con auditorías confiables, advirtieron.

La diputada por el estado de Yucatán, Patricia Patrón Laviada, comentó que son gastos que no tienen vuelta atrás, como la pista más grande que costará alrededor de 8 mil millones de pesos, de los cuales ya se pagaron 6 mil 500 millones; la pista tres, cuyo valor es de 7 mil 400 millones, ya se entregaron 4 mil 300 millones de pesos y hay otras inversiones alrededor de las pistas que están programadas para operar simultáneamente.

“El Presidente electo acusa que es una obra donde no hubo transparencia y que los terrenos se compraron con sobreprecios, pero él tendrá la facultad dentro de unas semanas para revertir el daño y señalar por corrupción a todas aquellas personas que se aprovecharon de las circunstancias, pero que las acuse conforme a derecho, que actúe la justicia contra ellas con todo el peso de la ley”, indicó.

Hay que subrayar, dijo, que el aeropuerto es la puerta de México para el mundo y capta millones de turistas que dejan una derrama económica para el país, esa es la importancia a considerar para mantener el proyecto original de la nueva terminal aérea.

“Vimos físicamente, todo lo que es la cimentación y la parte estructural que lleva un avance del 60 al 70 por ciento, por lo que los diputados de Acción Nacional de demandaron que se vaya al fondo para frenar algún acto de corrupción, pero lo que no se valdría es enterrar el dinero ahí invertido por atender a intereses de grupo del constructor favorito del Presidente electo”, destacó la legisladora.

CONSULTA ANTIDEMOCRÁTICA

El diputado Fernando Torres Graciano informó que, en total, el proyecto comprende 46 obras diferentes que van desde cimientos, pistas, el edificio central, las oficinas operativas, estacionamientos, llegadas y salidas de pasajeros, zonas comerciales, entre otras.

La consulta que se hizo es antidemocrática porque solamente participó el uno por ciento mediante un método opaco dejando fuera el sentir del 99 por ciento de los interesados.

Dijo que la estructura de toda la obra está planeada para resistir un terremoto con una intensidad de nueve grados en la escala de Richter, no puede ser reutilizado para ninguna otra obra.

“Nos dimos cuenta que en la parte de la obra central hay 10 mil trabajadores;  3 mil de ellos soldadores,  los  vimos  trabajando,  además  de que  se  generó  un  gran  programa  de  empleo temporal con personas de las comunidades aledañas, pudimos entrevistarlas y están contentas porque las capacitaron”, añadió Torres Graciano.

En su recorrido, los diputados federales atestiguaron el rescate de la flora y la fauna, “al menos físicamente nosotros no vimos ahí aves que habiten, obviamente van de vez en cuando, pero es parte de los mitos que ha habido; no hay ninguna especie en peligro de extinción; los reptiles y víboras que están ahí los rescatan y los reubican”, precisó el legislador por el estado de Guanajuato.

NO HAY PROYECTO EN SANTA LUCÍA

Por su parte, el diputado Miguel Alonso Riggs refirió que él y sus compañeros caminaron sobre el lodo y el concreto de una de las más grandes obras de infraestructura que se haya iniciado en México.

Consideró que la frivolidad en política puede ser tan dañina como la corrupción y en este tema, en la Cámara de Diputados se empiezan a sentir los peligros de una mayoría a modo, de Morena, que no dice ni quiere decir nada porque serían incapaces de contradecir a quien todavía ni es el Presidente de México”, apuntó.

“Añoran el régimen que azotó este país durante 70 años, p ues ahí se hicieron. ¿cómo se les iba a olvidar su autoritarismo, su cinismo y su corrupción si ahí se hicieron? Simulan gobernar para el pueblo y con el pueblo y hasta lo consultan, para perjudicarlo; lo que los describe tal como son”, añadió el diputado por el estado de Chihuahua..

“No tenemos la menor duda de que haya habido o que hay corrupción, pero nosotros lo que creemos entonces es que se investigue, se sancione, que se castigue, que se meta a la cárcel a quienes cometieron actos de corrupción, que se revisen los contratos, los costos, los presupuestos y si se pueden bajar pues qué bueno, seguiríamos aplaudiéndolo, pero no es cancelando el proyecto como solucionaríamos el problema”, reiteró Alonso Riggs

Sobre el aeropuerto de Santa Lucía, los diputados panistas señalaron que en principio allá no hay proyecto y no se está hablando de dos proyectos porque el único que es público y conocido es el del NAICM.

Enseguida formularon preguntas para quienes serán los próximos funcionarios a partir del 1 d e diciembre: ¿Qué va a pasar con la base militar de Santa Lucía? Porque esa base militar es el corazón de la operación de la Fuerza Aérea Mexicana y tendrá que ser reubicada, entonces, ¿a dónde lo van a reubicar? Y ¿cuánto va a costar volver a hacer otra b ase militar en otro lugar? Esa es otra gran pregunta que no ha contestado Andrés Manuel López Obrador.

“No  es  echando  a  la  basura  tantos  millones  de  pesos  invertidos  en  la  obra,  no  estamos defendiendo a los empresarios que están ahí, estamos defendiendo 300 mil millones de pesos que costaría la cancelación y que es dinero público, nos parece totalmente que es un grave error”, finalizaron.

Comentarios

Comentarios