Protestan hoteleros por nuevo impuesto de 35 pesos por habitación ocupada

Publicado noviembre 30, 2019, 8:07 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Hoteleros de Yucatán alzaron la voz para protestar contra un impuesto de 35 pesos por habitación que se incluye en el paquete fiscal 2020 del Gobierno del Estado de Yucatán.

En conferencia de prensa, directivos de la Asociación Mexicana de Hoteles en Yucatán, encabezados por su presidente Héctor Navarrete Medina, expresaron su rechazo a este nuevo gravamen, pues consideran que representa un cargo más al sector turístico que estado vulnerable desde hace dos años.

El año pasado, recordó el dirigente, el paquete fiscal también afectó al sector turístico, con el aumento del 100 por ciento en la tarifa de Chichén Itzá.

“Hoy gracias a ese aumento se recaudan cerca de 380 millones de pesos más, pese a la baja de ocupación en Chichén Itzá de extranjeros, que ha sido del seis por ciento”, recordó Navarrete Medina. “Estos 380 millones de pesos que aporta el turismo extranjero ha sido parte importante para el sustento del mismo gobierno, que no se ve reflejado en la zona arqueológica, que es lo que se proponía”.

En esta ocasión, la iniciativa de presupuesto para el 2020 incluye el impuesto de 35 pesos por habitación en hoteles establecidos, lo que el sector considera un fuerte golpe, que además propiciará una baja en la ocupación y echará por tierra los esfuerzos que se realizan desde hace cinco años para impulsar el turismo en Yucatán.

Además, Navarrete Medina consideró que este nuevo gravemen fomentará la informalidad, pues ante tantos impuestos algunos hoteles podrían optar por cerrar como tales para promoverse como casa habitación en renta.

“Los que están en la informalidad son los que deberían pagar este impuesto de 35 pesos por habitación ocupada, no nosotros que ya pagamos impuesto sobre impuesto”, expresó el dirigente.

En consecuencia, hizo un llamado a los diputados a que voten en contra de este nuevo impuesto que propone el Gobierno de Yucatán, pues consideran que la afectación podría ser mayor a la que, aseguró, se causó con el aumento de tarifas en Chichén Itzá.