Protestan guías de turistas en Chichén Itzá porque se puso orden

Quieren que les restituyan 'privilegios' que perdieron al tener un mejor control del parador turístico en la zona arqueológica.

4430

A pesar de los logros obtenidos para mantener el orden laboral en Chichén Itzá, un grupo de 11 personas efectuaron una protesta en el Parador Turístico de la Zona Arqueológica para exigir la devolución de los “privilegios” que antes gozaban.

El director del sitio, Marco Antonio Santos Ramírez, refutó las acusaciones establecidas por 10 guías de turistas y un artesano, quienes con pancartas pedían su destitución.

El funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) –Yucatán explicó que “se trata de un pequeño grupo que está molesto debido a que se puso un orden a muchas cosas que estaban sueltas”, entre ellas, las irregularidades cometidas por los guías de turistas así como por los propios artesanos-vendedores.

Remarcó que los inconformes están en todo su derecho de efectuar una manifestación, la cual no minimizó.

Sin embargo, “causaría una verdadera preocupación que en la protesta estuvieran los 200 guías de turistas y los mil 200 artesanos y vendedores que están en el interior del sitio”.

Comentó que desde 2014 está al frente de la zona arqueológica, y es a partir de ese año cuando los niños de las comisarías aledañas dejaron de vender en el interior de esta ciudad precolombina.

Explicó que a los artesanos y vendedores se les explicó que México ha firmado convenios internacionales para evitar que trabajen los menores de edad, quienes se comprometieron a no enviar a infantes, y hasta el momento lo han cumplido.

Remarcó que eran numerosos los actos de corrupción cometidos por los guías de turistas, algunos de los cuales, pasaban hasta tres veces los boletos de acceso al sitio, como un acuerdo que tenían con el personal de la institución.

Ante tal anomalía, el INAH actuó jurídicamente en contra de las personas coludidas y no se ha vuelto a registrar actos similares.

Comentó que hay guías de turistas que quieren boletos pero sin formarse en la fila, otros desean adquirir tickets sin factura, entre otras irregularidades que antes podían hacer.

“Ahora, al ver que no pueden hacer sus triquiñuelas, hay malestar entre ellos, están enojados y buscan a toda costa obtener los privilegios que antes gozaban”, sentenció.

Lo peor de todo, “utilizan la discriminación como argumento para desprestigiar los logros obtenidos en cinco años y así desvirtuar la realidad”.

Remarcó que Chichén Itzá es la zona arqueológica más visitada de la región sur-sureste del país, con un arribo anual de dos millones 600 mil paseantes.

Es importante que exista un orden completo, ya que de esta manera se garantizará la seguridad para todos los que laboran en el sitio así como para los visitantes.

Comentarios

Comentarios