Policías ‘vaqueros’ en Juan Pablo II

Agentes de la SSP tuvieron que arrear reses que escaparon por la derribada malla ciclónica de un rancho, donde la madrugada de este martes se estampó una camioneta.

1200

Un madrugador choque ocasionó el derribo de la malla ciclónica de un rancho colindante con el fraccionamiento Juan Pablo II, lo que propició que algunas reses se salieran y comenzaran a pastar en el parque y en algunas casas de la zona.

Incluso uno de los rumiantes avanzó hasta cinco cuadras y se metió a una casa, donde “podó” el jardín e incluso tomó agua de un charquito.

El madrugador accidente fue provocado por el conductor de una camioneta que perdió el control del volante en la calle 51 con 32 del citado fraccionamiento, y se internó en el monte hasta llegar a la malla ciclónica del rancho, la cual derribó y siguió avanzando otro tramo más.

Al lugar llegaron agentes de la SSP que se hicieron cargo de tomar conocimiento y rescatar la camioneta. Las maniobras duraron hasta aproximadamente a las 8 de la mañana.

Tras retirarse los policías las reses aprovecharon el boquete para salir a pastar fuera del rancho. Algunas se quedaron en los linderos pero otras llegaron al parque.

Una más atrevida avanzó unas cinco cuadras deambulando por calles del fraccionamiento ante el asombro de la gente.

Ya encarrerado, el rumiante se metió en la parte delantera de un predio, donde estuvo pastando en el área jardinada y hasta tomó agua de un charco.

Avisados por la gente, al sitio llegaron agentes de la SSP que se encargaron de arrear las reses y las metieron de nuevo en los terrenos del rancho.

Para evitar que se salgan, colocaron ramas y troncos. Estaban en esa labor cuando llegaron los encargados del rancho que tomaron el control de los animales.

Comentarios

Comentarios