No pudo soportar que su marido, chofer de Uber, transportara bailarinas

Publicado mayo 13, 2018, 9:23 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 34 secs

Una joven meridana, vecina del fraccionamiento Cordeleros Chuburná, no pudo soportar que su pareja, un conductor de Uber de 25 años, le prestara servicio a bailarinas de centros nocturnos, y tras varios días de discusiones por ese motivo, la muchacha tomó la fatal decisión de ahorcarse.

La joven, Karla González, de 19 años, aprovechó la ausencia de su pareja, Manuel de la Rosa, de 25 años, para ahorcarse en un hamaquero.

Los hechos ocurrieron en un predio de la calle 23 con 30 del mencionado fraccionamiento, ubicado en la parte poniente de Chuburná, rumbo a Chenkú.

De la Rosa Delgado indicó que el sábado a las 4:30 de la tarde fue la última vez que vio con vida a Carla, pues a esa hora salió a trabajar como conductor de Uber.

El joven regresó a su casa alrededor de las 4 de la madrugada y se encontró con la desagradable sorpresa de ver ahorcada a su pareja.

Tratando de reanimarla, la descolgó pero ya era demasiado tarde porque la muchacha ya había fallecido.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.