Llega a Yucatán embarque de cemento tóxico de origen africano

En un primer embarque, albañiles afectados presentaron daños en la piel, hinchazón en diversas partes del cuerpo así como escoriaciones, las cuales se originaron al emplear dicho producto importado

2963

Con el reciente embarque de 12 mil toneladas de cemento egipcio, los empresarios del sector de la construcción ponen en mayor riesgo la salud de los yucatecos, en especial, la de los albañiles, quienes están directamente expuestos al manejo de éste nocivo material, advirtió el representante de los alarifes afectados con el manejo de cemento importado, Juan Moo Moo.

Asimismo, reprobó el desinterés de las autoridades para efectuar un estudio sobre los daños que ocasionar dicho producto, a pesar que ya se efectuaron dos solicitudes a igual número de dependencias.

Consideró que tal parece que las autoridades están a favor del sector empresarial en lugar de la ciudadanía, incluidos los trabajadores de la construcción.

Aclaró que los afectados presentaron daños en la piel, hinchazón en diversas partes del cuerpo así como escoriaciones, las cuales se originaron al emplear dicho producto importado.

Recientemente, la Administración Portuaria Integral (API), en Progreso, informó a través de las redes sociales, que el pasado jueves 13, arribó el buque Sofía R, con bandera de Liberia, proveniente de Egipto, el cual atracó en el muelle 5 Norte de la Terminal Remota para descargar 12 mil toneladas de cemento proveniente de dicho país africano.

Por lo pronto, es la segunda importación de este producto, pues la anterior se registró el año pasado, y fue en Turquía donde se adquirió 240 mil sacos del “Arabian Cement”.

Ta sólo la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) en Yucatán, adquirió 120 mil sacos, y cifra similar fue comprada por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Moo Moo aseveró que “a pesar de las quejas en torno a la calidad del cemento de importación, los empresarios nuevamente adquirieron un nuevo embarque.

Lo peor de todo, “a pesar de las afectaciones a la salud de los alarifes, los empresarios, con tal de ganar millones de pesos, siguen lucrando a costa de los trabajadores, al mismo tiempo que ponen en riesgo a la población en general”.

“Las autoridades han tolerado estas prácticas, haciendo oídos sordos a las voces de la sociedad, e incluso, de líderes sindicales que se han quejado sobre los daños que ocasiona éste ‘novedoso producto’, el cual sólo afecta al consumidor final y a quienes lo manejan”, acotó.

Como oportunamente se publicó, el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Pedro Oxté Conrrado, se sumó a las denuncias en torno al polémico caso, al igual que el secretario general del Sindicato de Terraceros, Similares y Conexos de Yucatán, Eusebio Moo Tec.

Comentó que numerosos constructores han rechazados en sus obras el uso del cemento egipcio, pues prefieren la calidad del producto nacional.

Comentarios

Comentarios