La violencia política contra la mujer, muy arraigada en Yucatán

Publicado noviembre 27, 2019, 11:23 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MUNA.- La regidora de oposición Lina Negrón Canché acudió ayer a la Comisión de Derechos Humanos del Estado Yucatán (CODHEY) y al Tribunal Electoral del Estado de Yucatán a interponer una queja contra el alcalde de Muna, Rubén Carrillo Sosa, debido a que junto con su Cabildo y directores le niegan toda la información que solicita para poder realizar su trabajo, e incluso no le otorgan un espacio apto y en condiciones para desempeñar sus funciones.

Ella tiene la comisión de comisarías y no se le proporciona ni los insumos ni los medios para poder trasladarse a estos lugares porque no apoya que el alcalde siga manejando con opacidad los recursos y aumente impuestos de los munenses.

Después de la ficticia sesión que “supuestamente se llevó al cabo” y dónde únicamente pasa un acta para firmar por regidores, la cual Negrón se opuso que aumente un 66% del predial, el alcalde priísta junto con sus regidores y asesores se la han pasado amenazando a Lina diciéndole que es una bruta por ser mujer, que la van a cambiar de regidora por su suplente, que sino tiene la preparación que renuncie al cargo e incluso le han dicho que mejor se quede en su casa a lavar platos y lavar la ropa.

Por este tipo de violencia política y contra la mujer aún es difícil que muchas ciudadanas quieran participar en estos puestos d representación popular afirmó en entrevista la regidora quien espera que se tomen cartas en el asunto y sancionen a los funcionarios que le han causado una violencia por género.

“Seguiré defendiendo a los ciudadanos de los atropellos y mal gobierno que vivimos en Muna”, declaró Lina Negrón.

“Solicité un visitador de la Codhey para que esté presente en todas las sesiones de cabildo, donde se me arrebata el celular y se impide el paso a toda persona que me acompaña para asesorarme, cuando todas las sesiones de cabildo deben ser públicas”, señaló.

“Denuncié además en el TEEY al alcalde por incumplimiento de la ley, así como la compañera Flor de Liz Delgado Caballero de Kanasín, porque la violencia política contra las mujeres está muy arraigada en los municipios de Yucatán, yo daré la batalla por todas las mujeres de Muna y de Yucatán que nos quieren hacer a un lado en la vida política, invito a toda mujer que haya sido víctima de violencia política de género a alzar la voz, no estamos solas ¡ya basta!”, sentenció la regidora independiente.

Cabe señalar que el pasado sábado, la regidora de Kanasín Flor Delgado igual demandó al alcalde de su municipio por violencia política de género, es decir, que el de Muna ya no es un caso aislado.