CONTENIDO PROMOCIONADO

Dos meses sin Fabrizio, su mamá lo recuerda entre risas y escaleras mientras espera justicia

Publicado octubre 20, 2017, 12:08 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Lo primero que hacía era acercarse al primer escalón y desde ahí la miraba, desafiante. Entonces ella le decía: “Noooo, Fabriziooooo”, y él le regalaba carcajaditas nerviosas, se volteaba y subía dos o tres escalones.  Volvía a detenerse y le clavaba sus ojazos oscuros y atentos. Entonces ella volvía con el llamado de atención: “Fabrizioooo, ¿Qué te dijo mamá? No subas más…” Y él se reía, jadeante de emoción y subía hasta arriba de todo. Desde allí, borrachito de adrenalina, la lanzaba una sonrisa loca que decía, sin necesidad de palabras: “¡Lo logré, mamá!”

Así lo recuerda hoy Mónica Ávila Rodríguez a su nené Fabrizio Sosa, quien falleció hace dos meses. Todavía llega a la casa donde están las escaleras que quería subir todo el tiempo y lo saluda porque lo siente presente: “Hola, mi amor, ya llegamos”. También le da los buenos días cuando despierta o se despide de él antes de irse a dormir. Porque Fabrizio no está más en sus brazos, pero de su corazón nadie lo sacará nunca.

Hoy hace 60 días Fabrizio de un año recién cumplido perdió la vida luego de una intervención quirúrgica ambulatoria en el Hospital Star Médica. El cirujano Wilhem Cerón Grajales lo operó porque uno de los testículos del nené no había bajado correctamente.  Fabrizio entró al quirófano con un excelente prequirúrgico pero cuando salió y en cuestión de horas, comenzó a empeorar hasta perder la vida. A dos meses de su muerte, sus papás no saben qué le ocurrió ni porqué murió.

Sin noticia de los médicos

Al día de hoy extrañando como siempre los  ojazos y el olor de su hijo, Mónica siente que el caso no avanza, que está estancado. Recibieron el apoyo de Star Médica en cuanto a entrega de vídeos, lista de enfermeros, doctores y todo el personal que estuvo en el hospital mientras Fabrizio estuvo internado. Por el lado de la Justicia se analizan las pruebas y peritajes, pero siguen sin tener noticias de los médicos que atendieron a su hijo.

Y es que los médicos involucrados en el caso, el cirujano Cerón Grajales y el neonatólogo Francisco González Martínez, siguen sin contactarse con ellos, ni personalmente ni a través de sus abogados. Fuentes allegadas informan que Wilhem sigue trabajando en Star Médica y que realizó recientemente un viaje a Nueva York para visitar a su hijo.

Mónica y su esposo Santiago Sosa se acercaron recientemente a grupos de padres que han perdido a sus hijos y cuenta la mamá de Fabrizio que ha sido de gran ayuda.  “Cuando alguien que no está en tu lugar te da el pésame y te dice ‘vendrán cosas mejores’ pero no te entiende en absoluto porque no pasó por lo mismo que tú.  En cambio ellos nos entienden, saben por lo que pasamos y estamos transitando”, señala Mónica.

También reflexiona sobre las etapas del duelo. “Hasta hace poco no podía ver fotos de Fabrizio y ahora sí pero no puedo ver vídeos de él. Mi esposo estuvo así hace un mes. Los papás con los que nos reunimos nos apoyan mucho en ese sentido y entendemos que hay que respetar las etapas del duelo de cada uno”, comenta.

Hoy a las 7 de la noche, en la iglesia de Francisco de Montejo, se ofreció una misa en memoria de Fabrizio, el mejor trepador de escaleras del universo.- Cecilia García Olivieri. 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.