Dan arresto domiciliario, en casa de sus abuelos, al menor que acuchilló a sus padres

Publicado junio 17, 2020, 5:20 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Por su presunta participación en el delito de lesiones calificadas que ponen en peligro la vida en contra de sus padres, ayer martes fue presentado ante un juez Especializado en Justicia para Adolescentes el jovencito de 13 años que atacó a su papá y mamá cuando dormían en una vivienda del fraccionamiento Terranova Chuburná.

El juez consideró que hubo elementos suficientes para imputarle al menor el mencionado delito, el cual ocurrió la madrugada del domingo 14 de junio, como informamos en su oportunidad.

Los fiscales presentaron argumentos para solicitar la imposición de medidas cautelares y el Juez, tras valorar la situación del menor que cuenta con 13 años, estableció la separación inmediata del domicilio de sus padres, por lo que estará bajo resguardo domiciliario en casa de sus abuelos.

Ahí utilizará un localizador electrónico y deberá permanecer bajo cuidado y vigilancia de su familia a cargo, la policía y la Prodemefa. Estas medidas permanecerán vigentes lo que dure el proceso.

La diligencia se llevó a cabo en el Juzgado con sede en el Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (CEAMA), donde se le formuló la imputación del delito y a continuación expusieron los datos de prueba que obran en la carpeta de investigación para solicitar la vinculación a proceso del menor, quien se acogió a los términos de Ley y solicitó la duplicidad del término por lo que la audiencia de vinculación se realizará el viernes venidero.

De acuerdo con la información reunida en la indagatoria, los hechos ocurrieron en las primeras horas del pasado domingo 14 de junio, en un predio del citado fraccionamiento, donde el hoy acusado presuntamente ejerció violencia física en contra de sus padres, provocándoles lesiones con arma blanca que fueron calificadas como aquellas que ponen en peligro la vida, por lo que el menor fue detenido.

El papá se despertó enseguida y se percató que quien los estaba atacando era su propio hijo, al que logró controlar.

Al lugar llegaron los servicios de emergencia que atendieron a los lesionados y los trasladaron gravemente heridos a un hospital privado.

El menor quedó a disposición de la policía. Al preguntarle, dijo que no sabía por qué agredió a su madre y su padre.

En la casa había otros dos menores de edad que quedaron a cargo de familiares que llegaron avisados de los hechos.

Según se averiguó, el jovencito no padece ningún trastorno y es tranquilo. Sus padres ignoran qué motivos lo llevaron a agredirlos de tal manera.