Creador de las donas más locas cambia de local por crecimiento

Publicado octubre 05, 2018, 12:45 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

¿Te imaginas una dona que rebose en Kisses de Hersheys, Bubu Lubu y barritas de Kit Kat? ¿O una de chocolate, tocino y queso de bola? ¿Te permite la mente pensar en una pizza hecha con masa de dona, salsa de tomate y peperoni?

Porque si pensaste que no existen, te contamos que hace cinco años las hace en Mérida el tekaxeño Pepe Osorio, un joven emprendedor que no tiene techo y ya le queda chico el local de Pensiones de “Krazy Donuts” y, para noviembre próximo, planea mudarse a un nuevo negocio –Más grande, cómodo y sobre todo multifacético, también en Pensiones- con nuevas y “locochonas” propuestas, como cuenta él.

Krazy Donuts es, ante todo, un sueño hecho realidad. Las donas más locas del mundo se crearon en la cabeza de un chavo de Tekax, bien al sur de Yucatán, quien terminó su licenciatura en Turismo con tan sólo 21 años y se dio cuenta que las oportunidades que había soñado para tener un empleo no llegaban… Y algo había que hacer.

“La falta de oportunidades para entrar a trabajar como licenciado en Turismo en lugares que quería no existían, así que me regresé a Tekax. Allí mi familia me apoyó para emprender un negocio que yo había hecho en mis vacaciones de estudiante: preparaba para vender machacados de fruta”, cuenta.

Así armó con sus papás y hermanos un negocio en Tekax que tenía, además, un concepto de cafetería con venta de crepas y baguetes, novedad en su tierra.

“El negocio fue creciendo, pero yo tenía otras inquietudes. A mí siempre me encantaron las donas de Krispy Kreme, que en aquel entonces sólo las podías encargar a alguien que viajaba a Estados Unidos. Así que, para cubrir mi necesidad de gordito, me puse a investigar cómo hacerlas”, explica.

Así fue como Pepe se vio todos los tutoriales de Youtube, leyó mucho sobre emprendimientos modernos e innovadores para fabricar donas y se adentró en la cultura estadounidense del consumo de estos productos.

“En la cocina del restaurante de Tekax comencé a experimentar con la masa. Me compré una licuadora y mandé a hacer una freidora para mi propio consumo y salieron muy ricas. Eso me motivó más aún, haber aprendido algo nuevo y haber logrado realizar algo diferente e innovador”, recuerda, orgulloso de sí mismo.

 

DE REGRESO A MÉRIDA

Y así fue como decidió aventarse y regresar a Mérida con el nuevo concepto de “Krasy Donuts”. “Lo primero que hice fue ofrecerlas en escuelas y universidades y la aceptación fue inmediata. Cuando tuve una cartera de clientes, creé la página de Facebook y hubo más seguidores de Krazy Donuts, así que me animé a armar mi primera sucursal, también en Pensiones”, indica.

Cuando hace unos años se enteró que Krispy Kreme llegaba a Mérida, se le vino el alma al piso. “Me moría de miedo y pensé que todo había acabado pero, analizando la situación, me di cuenta que mi concepto es muy diferente al de ellos y yo le doy a mi negocio un toque especial que a la gente le gusta con sólo mirar las donas… Y ni hablar cuando las prueban”, asegura.

Las donas de Krazy Donuts están locas, es cierto. Pepe usa ingredientes de la región como el queso de bola y a los clientes les encanta.

“Mis donas son del doble de tamaño de las de Krispy Kreme, por ejemplo, y mi público va de los 20 a los 35 años. A los niños también les encantan, pero no son consumidores de donas muy ‘groseras’, ellos más bien elijen las que tengan M&M, chispitas, nutella o gomitas”, detalla.

Y cada dona de Pepe tiene nombre propio, personalidad, un toque único.

“La favorita es la ‘Greñuda’, que trae chocolate, tocino y queso de bola. Las chavas prefieren a la ‘Golosa es para los fanáticos del chocolate y trae chocolate con Kisses de Hersheys, trozos de Bubu Lubu y de adorno dos barritsat de Kit Kat en medio. Las chavas prefieren a la ‘Gordibuena’, de chocolate combinada con un Kinder Bueno y uno Delice”, cuenta, divertido.

Y para los paladares exóticos, también existe la “Donizza”, una pizza con masa de dona, queso, salsa de tomate y peperoni.

“Me está yendo muy bien y amerita seguir creciendo. Por eso, en noviembre próximo nos mudamos a un local nuevo también en Pensiones (Ahora están en la calle 15 N° 402 L1 por 54, frente a Plaza de las Américas), que contará con mayor espacio, nuevos productos y entrenamiento”, adelanta Pepe.

El nuevo local contará con aire acondicionado, pantallas de televisión, un menú innovador que abarque desayuno, almuerzo y cena con novedades como hamburguesas con pan de donas. Eso sí, las estrellas serán siempre ellas, las “Krazy Donuts”, rebosantes de locura.

Facebook e Instagram: Krazy Donuts.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.