Cada vez que alguien compra un producto, paga un 8% más por la inseguridad

Publicado septiembre 28, 2022, 12:15 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

En promedio cada empresa gasta 85 mil 329 pesos al año, tanto por pérdidas a consecuencia del delito, como por gastos en medidas de protección, costo que aplica en los productos que vende o distruye y que se aplican y debe pagar el consumidor final.

En 2022 los índices de delicuencia ha obligado a elevar los costos de los productos por la creciente inseguridad, según datos de la última Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) indica que, por cada producto que Ud compra, debe de pagar un 8% más para cubrir los costos que erogan las empresas en protección y seguridad.

Este análisis, detalla que, las pérdidas más importantes para las empresas el los problemas de la delicuenia son, después de la pérdida de vidas en muchos casos y luego las económicas.
El reporte indica que, en 2021, la situación de inseguridad y creciente ritmo de violencia costó 4.92 billones de pesos, que representa el 20.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país,

Este monto de dinero, representa seis veces el presupuesto designado a educación y siete veces el presupuesto dirigido al sector salud, marca el Índice de Paz México, 2021. Este problema se viene incrementando en los últimos 8 años y por ello, las empresas -tiendas departamentales, comercios, supermercados y grandes empresas- han incrementado sus controles, seguridad, vigilancia y medidas preventivas, que al final se reflejan en el costo de los productos del consumidor final.

En su caso, el ENVE refleja que Yucatán el problema de incremento de medidas de seguridad y aspectos preventivos se mantiene, los problemas de violencia y ataques a negocios es muy inferior a las cifras que se presentan en otros estados como Guanajuato, Jalisco, Zacatecas, San Luis Potosí, Veracruz y la capital del país, donde las cifras son las más altas en el plano nacional.

Según esta valoración, las empresas aplican de manera general estas medidas preventivas y se seguridad, aun y cuando las cifras de impacto por deliciencia y violencia no sean iguales que en otras entidades, por ello, el costo que se aplica por producto es igual. Esto indica que, aun y cuando en Yucatán no hay las cifras de violencia que en otras regiones, el costo se aplica.

Los datos que aportan organismos como Canacintra Nacional, se explica que en lo que va de 2022, un 75 por ciento de las empresas y comercios nacionales han sufrido algún tipo de violencia, robo o delicuencia. Destacó que, en su caso, la delicuencia afecta por igual a macro, como micro y pequeños comercios, tiendas minisuper, micelaneas y tendejones.

Según indica este mismo organismo empresarial el costo que pagan las empresas a consecuencia de la inseguridad y el delito en unidades económicas (negocios establecidos) representó 226 mil millones de pesos. De los cuales el 41.3 por ciento se usó para pérdidas económicas a consecuencia del delito y el 58.7 por ciento para gastos en medidas preventivas.
De esta manera, el gasto en medidas preventivas pasó del 44 por ciento en el 2018 a 58.7 en 2020, pero se duplicó la cifra en pesos casi al doble, de 74 millones a 132.7 millones en estos dos años por esta condición.

Las medidas donde se aplican estos gastos son: cambio de cerraduras, instalación de alarmas y video vigilancia, cambio de puertas y ventanas, colocación de rejas y bardas, contratación de seguros, contratación de seguridad privada e instalación de dispositivos de localización, sin embargo, muchas de estas medidas no detienen los ataques del crimen organizado.

Según el ENVE las primeras 8 ciudades más violentas son: Zamora, Michoacán; Ciudad Obregón, Sonora; Zacatecas, Zacatecas; Tijuana, Baja California; Celaya, Guanajuato; Juárez, Chihuahua; Ensenada, Baja California. En cambio las que sufren menos impacto por esta condición son: Yucatán, Colima, Chihuahua, Campeche y Chiapas.