Abandonó a su mejor amigo… y ni siquiera lamentó su muerte

Publicado mayo 16, 2018, 11:41 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Compasión, enojo, rabia, llanto y tristeza profunda… Por todos los estados anímicos pasó Claudia Espinoza, una mujer que se define como “Perrolover”, y que desde el domingo hizo hasta lo imposible por salvarle la vida a “Muñeco”, un perrito abandonado por un vecino que vive a la vuelta de su casa, y que ayer finalmente murió.

Sin embargo, a Claudia le queda la convicción de que “la unión hace la fuerza” y que, gracias a la cooperación de vecinos y usuarios de las redes sociales, pudo juntar dinero para la atención del animalito, aunque todavía faltan gastos por cubrir.

Claudia vive en el fraccionamiento Los Faisanes, en Tixcacal, desde hace unos años. A la vuelta de su casa vive un vecino de nombre Alberto (no sabe su apellido) con un perro, “Muñeco”, a quien nunca le dio atención, sin embargo se ufanaba de ser su dueño.

“Hace años que Muñeco vivía en la calle y se reprodujo en dos ocasiones con perritas del rumbo. En más de una oportunidad le dije al dueño que yo le pagaba la estirilización pero que él lo llevara porque era su mascota, pero nunca me hizo caso”, cuenta Claudia.

También explica que le construyó una casita de madera a Muñeco para que no estuviera tan expuesto al sol o a las lluvias. Pero el dueño nunca fue a buscarla a su casa.

“De estar tanto en la calle, Muñeco se convirtió en el guardián de la cuadra y los vecinos le dábamos agua y alimentos. Yo le daba techo cuando llovía pero no podía dejarlo a vivir en casa porque ya tengo diez perritos”, detalla Claudia, quien también se encargó de vacunar a la mascota ajena.

Muñeco atropellado

Sin embargo, el domingo, cuando regresó de un viaje, recibió de su mamá la peor noticia: Muñeco había sido atropellado y estaba muy mal.

“Mi mamá lo dejó en la cochera de casa. Tenía la patita trasera izquierda muy inflamada con una bola horrible y caminaba con dificultad”, cuenta.

Inmediatamente Claudia publicó en “Que todo Mérida se entere” en Facebook la situación para pedir ayuda y el rescatista Carlos Moisés Rivas la contactó para que llevara a Muñeco con el veterinario Miguel Manzano.

Con el profesional, Muñeco fue desparasitado, le calmaron el dolor y le dieron un diurético. Ayer martes y gracias a la colaboración de varios usuarios de las redes que aportaron dinero (hasta de Colorado, Estados Unidos, hubo una donación) le hicieron una placa que reveló que el perrito no estaba fracturado.

“Sin embargo la herida que tenía explotó y olía muy mal. Le avisé al dueño por mensaje pero nunca me contestó. Luego le dije que le había realizado una placa a su perro y sólo escribió ‘Gracias por avisar’”, remarca Claudia.

De vuelta con el veterinario Manzano, a Muñeco le hicieron una prueba de moquillo que salió negativa pero la herida en el muslo izquierdo por el golpe lo hizo convulsionar.
El doctor Manzano le dio un calmante y antibióticos y le explicó a Claudia que la infección se estaba extendiendo por el cuerpo y que si volvía a convulsionar, podía morir.

“Lo dejamos ayer en la veterinaria y a las 6:30 pm recibí la llamada del doctor Manzano para informarme que Muñeco había fallecido”, relata conmovida.

Hoy la tristeza es más grande que el enojo por el descuido que un dueño puede tener con su mascota, así que Claudia pide a aquellos que puedan colaborar con saldar la cuenta de los medicamentos del perrito así como la cremación, lo hagan contactándose con ella al celular 9999 063171.- CGO.

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.