Ciudadanos ya no quieren ‘cartuchos quemados’ en política

Informan a yucatecos en qué consisten el proyecto de Demócratas, que aspira a convertirse en partido donde los militantes sean los que tomen las decisiones, no las cúpulas.

393

Liderazgos ciudadanos de Izamal coincidieron con los ideales del proyecto político nacional Demócratas, al asegurar que la voz de la militancia debe ser la prioridad en las decisiones de los partidos y no los intereses de la dirigencia.

Vladimir Aguilar García, referente nacional de dicho proyecto que busca convertirse en partido político, encabezó la reunión con la que finalizó su gira por Yucatán, que incluyó reuniones en Peto y Mérida.

En Izamal, las personas presentes, en su mayoría mujeres, expresaron su decepción hacia los partidos actuales, porque el tiempo en que estuvieron en sus filas sólo eran requeridas para llenar eventos o exigirles que apoyen a candidatos impuestos por compadrazgo o razones familiares.

También comentaron que algunas fueron expulsadas de las bases por proponer ideas diferentes a las pensadas por las dirigencias en un intento de democratizar procesos electorales internos o evitar el clásico “dedazo”.

En presencia del referente estatal, Winston Tamayo, y el líder social Felipe Neri Espinosa, Aguilar García aseguró que Demócratas quiere colocar en la política mexicana al primer partido democrático, en donde la participación ciudadana decida a los candidatos y las propuestas que consideren para un futuro mejor.

Añadió que Demócratas impulsará una iniciativa para la revocación de mandato por incumplimiento de propuestas y devolverá el poder político a la gente, sin utilizar “cartuchos quemados” o imponer personajes ajenos a las respectivas comunidades.

Neri Espinosa comentó que la solidaridad y unidad, son los factores que se deben poner en práctica para que la citada democratización sea una realidad.

El referente estatal indicó que la actual alternancia no se puede considerar democrática, porque se dio a través de la imposición de candidatos y sus protagonistas no tienen la democracia como una forma de vida.

Comentarios

Comentarios