Recientes lluvias en Yucatán superan el promedio mensual: ya van 164.7 mm

Publicado octubre 06, 2020, 8:03 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Las lluvias registradas en los últimos cuatro días, en Yucatán, a consecuencia de un frente frío y la tormenta tropical Gamma, superaron el promedio de precipitación pluvial correspondiente al mes, reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Desde el pasado jueves 1, la Península de Yucatán empezó a sentir los efectos del sistema frontal número 4, los cuales, se combinaron con el actual ciclón, cuyos efectos aún se resienten en la región.

Durante los primeros cuatro días del mes, se captó 164.7 milímetros de lluvias, con un aumento del 57 por ciento con respecto al promedio mensual de octubre, que es de 104.3 mm.

En Yucatán llovió más con respecto a las otras dos entidades que conforman la región, pues en Campeche se registró 97.2 mm cuando el volumen de octubre es de 155.4 mm, mientras que en Quintana Roo, fueron 49 mm y el promedio es de 150.3.

Conagua detalló que en el caso de las lluvias acumuladas en Yucatán en las últimas 120 horas, cinco días, y tan sólo en Tizimín fue de 373 mm, seguido de Valladolid, con 246 mm; Mérida, con 241; Conkal, con 232 mm; Progreso, con 202 mm, y Río Lagartos, con 130 mm.

En el caso de Quintana Roo, en Cozumel fueron 348 mm; Playa del Carmen, 253 mm, y Cancún, 207 mm.

Mientras que en Campeche, en Palizada fueron 252 mm y en Ciudad del Carmen, 208 mm.

Hasta el momento, aún no supera el total de la precipitación pluvial registrada con el paso de la tormenta tropical Cristóbal por la Península de Yucatán.

Cristóbal afectó la región del 31 de mayo al 5 de junio pasado, por lo que la precipitación pluvial registrada durante seis días fue el equivale al 60.4 por ciento del total captado durante el año.

Incluso, de acuerdo con la Conagua, tan sólo en Mérida, la captación acumulada de agua fue de 488.7 milímetros.

Debido a ello, el Parque Ecológico del Poniente provocó que el nivel del agua aumentara en más de dos metros, lo que impidió el recorrido por la parte inferior del lugar, un sendero de poco más de 1.5 kilómetros de largo.

A poco más de tres meses del paso del meteoro, el nivel del año descendió de manera notable, pero ahora, ya superó los dos metros de altura.