Le resulta mortal una arraigada costumbre yucateca

Publicado marzo 06, 2018, 8:21 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 secs

Una muerte instantánea fue la que tuvo un hombre de 63 años que estaba sentando en una albarrada, y de pronto perdió el equilibrio y cayó de espaldas. Para su mala suerte, se golpeó la cabeza con unas piedras.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Espita, aproximadamente a las 8:30 de la noche, enn la calle 20 entre 29 y 31.

La víctima de este mortal accidente fue Franklin Antonio Quetzal Hau, de 63 años, quien se sentó a tomar fresco en una albarrada, pero de pronto perdió el equilibrio y se fue hacia atrás.

Al caer de espaldas, se golpeó la nuca con unas piedras. El cuerpo del sexagenario fue identificado por su hijo Franklin Antonio Quetzal Kuyoc, de 49 años.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.