La depresión esta invadiendo la Península, un caso cada dos horas

Publicado febrero 09, 2018, 9:07 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

La depresión en la Península de Yucatán aumenta de manera considerable, al grado que durante 2017 se detectó un nuevo caso cada dos horas, cuyo tratamiento oportuno impidió que la persona atentaran contra su vida.

Incluso, de acuerdo con especialistas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), la violencia intrafamiliar tiene una relación directa con el incremento, afectando principalmente a las mujeres.

Con la conjugación de la depresión y la violencia intrafamiliar, el 50 por ciento de las pacientes tuvieron depresión mayor, factor que en muchas ocasiones las orilla al suicidio.

Durante 2017, en el país se registraron 120 mil 333 nuevos casos de depresión, con un aumento del 16.1 por ciento con respecto al año anterior, que fue de 103 mil 636.

A nivel regional, el crecimiento fue del 40.6 por ciento, ya que en 2016 fueron tres mil 555 los pacientes y al año siguiente fueron cuatro mil 998.

De acuerdo con el estudio de la investigadora de la Máxima Casa de Estudios, Gloria Arankowsky Sandoval, el índice de trastorno depresivo mayor en las mujeres a consecuencia de la violencia intrafamiliar

Reconoció se trata de un problema complejo, en la que no todas las mujeres reciben la atención adecuada ni necesaria, lo que dispara el número de casos de depresión, y a su vez, la tendencia al suicidio.

Pese la importancia y urgencia para resolver el problema, se carece de las medidas e infraestructura necesarias para la atención de la mujer y su familia.

En la República Mexicana, del total de nuevos casos detectados, el 74 por ciento fueron mujeres, mientras que en la Península de Yucatán, la cifra fue del 72.5 porcentual.

Arankowsky Sandoval advirtió que en muchas familias se genera un “círculo vicioso” ante este serio problema de salud pública, ya que luego de que el hombre humilla a la esposa, ésta manifiesta sus problemas con el maltrato a los hijos.

El estudio conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), demostró que “el ser casada, tener menores niveles socioeconómicos y de apoyo social, así como una menor escolaridad influyó notablemente”.

Además, el factor económico es importante, y son muchas mujeres toleran la violencia familiar, e incluso, hasta retiran las denuncias penales para que sus maridos salgan libres.

A nivel regional, el mayor problema se registró en Yucatán, con dos mil 415 personas con este tipo de problemas de salud mental, con un aumento del 92.3 por ciento, ya que en 2016 fueron mil 756 los casos.

Le sigue Quintana Roo, con un incremento del 16.7 por ciento, al pasar de mil 79 a mil 259, mientras que el crecimiento de Campeche fue del 9.1 porcentual, al ir de mil 214 a un total de mil 324.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.