En Muna no se escuchó al pueblo: Maravé pretende ser diputado

Publicado febrero 09, 2018, 8:13 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Pese a la oposición de vecinos de Muna, que consideran que no ha hecho un buen papel como presidente municipal, el alcalde Víctor Manuel Maravé Sosa solicitó su registro como precandidato del PAN a la diputación local por el Distrito XIII con cabecera en Ticul.

Los ciudadanos acusan a Maravé Sosa de tener en abandono al municipio y de incurrir en prácticas que muchas veces criticó como líder de oposición.

De acuerdo con militantes panistas de Muna, Maravé Sosa logró imponerse con apoyo de Raúl Paz, presidente estatal del PAN, a quien de acusan de pasar encima de la voluntad de los panistas en municipios y distritos.

“Nos llama la atención que la noticia del registro de Maravé se haya publicado enseguida en medios afines al gobierno, lo cual nos hace sospechar que hay acuerdo oscuros por ahí”, señalaron los inconformes en un escrito que hicieron llegar a nuestra redacción.

En otras ocasiones hemos publicado denuncias ciudadanas contra Maravé Sosa, a quien se acusó de cobrar venganza contra quienes no están apoyando a su carta fuerte para sucederlo, Juana de la Cruz Lara Ayuso.

Su desquite atentó contra el bolsillo de los trabajadores, a quienes les redujeron sustancialmente el aguinaldo por no apoyar las aspiraciones de Juana de la Cruz. La represión económica se extendió al pago de quincenas.

Denuncian que le falló a su pueblo

A fines de diciembre pasado publicamos el siguiente reportaje sobre la situación que se vive en Muna, de acuerdo con denuncias de ciudadanos:

Durante más de 15 años, Víctor Manuel Maravé Sosa luchó por llevar la democracia y los principios de buen gobierno a su natal Muna, municipio ubicado en la antesala de Uxmal, la segunda zona arqueológica más conocida y visitada de Yucatán.

Bajo las siglas del Partido Acción Nacional, se enfrentó a políticos corruptos que durante años gobernaron y saquearon las arcas públicas municipales.

Por eso su llegada a la presidencia municipal en 2015 fue un acontecimiento esperanzador, similar al que ocurrió en el año 2000, cuando Vicente Fox llegó a la presidencia de la República y, al unísono, la gente le gritaba: ¡No nos falles! ¡No nos falles!

Sin embargo, como ocurrió con el primer presidente panista de México, Maravé Sosa le falló a su pueblo. De ser un paladín de la democracia, denuncian los munenses, hoy prácticamente se ha convertido en un tirano azul que grita y amenaza, no solo a sus colaboradores sino también a los ciudadanos.

Incluso hay quien lo considera uno de los peores presidentes municipales de los que se tenga memoria en esta comunidad sureña.

Las sospechas de malos manejos y abusos con el presupuesto son el pan de cada día entre los ciudadanos de este municipio ubicado al pie de La Sierrita, la única elevación de pocos metros que tiene la Península de Yucatán.

De acuerdo con los vecinos, vivir en Muna es estar carente de servicios tan básicos como la recolección de basura, la limpieza y mantenimiento de los parques y otro servicios elementales que debe prestar todo ayuntamiento, la autoridad más cercana a la gente.

Hoy los ideales de patria ordenada y generosa que enarbolaba Maravé Sosa se van por la coladera como lo hace la delgada capa de chapopote que pone en las calles que arregla, y por las cuales se cobra una buena cantidad de recursos públicos.

Incluso el parador turístico de la entrada, orgullo y fuente de ingresos para Muna, hoy se encuentra en el abandono. Solo funcionan cuatro de los varios puestos que antes lucían atestados de turistas que dejaban importante derrama económica.

Hoy la yerba crecida, los baños deteriorados y los puestos convertidos en motel de paso lo único que hacen es ahuyentar a los visitantes.

En este fin de año los munenses no esperan mucho de su presidente municipal, pues se fue desde principios de esta semana a Estados Unidos acompañado de su familia y Juana de la Cruz Lara Ayuso, quien según los ciudadanos es la “carta fuerte” del alcalde para sucederlo en el cargo.

Los munenses han manifestado abiertamente su rechazo a la “delfina” de Víctor Maravé, a quien los ciudadanos consideraban un buen luchador social, pero ahora que tuvo la oportunidad de hacerlo se comportó igual que aquellos a los que señaló durante mucho tiempo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.