Fracaso rolandista en Tahdziú: aún es el municipio más pobre del continente

Grupo interinstitucional encabezado por la Sedesol Yucatán, la Uady y organizaciones civiles emprenden acciones para sacar del rezago a la localidad considerada la más pobre de América Latina, con índices de marginación similares a los de África.

910
Imagen de la votación en Tahdziú, considerado el municipio más pobre de Yucatán

Han pasado cuatro años desde que Tahdziú empezó a figurar como el municipio más pobre, no solo de Yucatán y de México, sino de toda América Latina por sus altos índices de marginación y extrema pobreza.

Desde hace más de 30 años, esa localidad figura como el municipio más pobre del estado y en el año 2015 los niveles de rezago del lugar se compararon incluso con los de África.

Supuestamente se pusieron en marcha programas sociales para sacar del rezago a dicha comunidad, que el año pasado se conmocionó con el brutal asesinato de una niña, la cual fue atacada sexualmente y después de estrangularla el joven asesino arrojó el cuerpo en un pozo.

Hoy, a cuatro años de distancia, el sureño municipio evidencia el fracaso de los programas sociales que se supone fueron creados para sacar a la población de la pobreza extrema.

En los últimos 15 años se ha invertido una cantidad superior a los 33 millones de pesos de recursos públicos estatales, buscando que el municipio pueda dar un giro de 180 grados.

Tahdziú, con sus cerca de cuatro mil 447 habitantes, aun es el municipio más pobre de América Latina, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) Yucatán, ya que presenta rezagos profundos en cuatro de los cinco indicadores de bienestar: alimentación, educación, ingreso y salud.

Ahora un grupo de trabajo interinstitucional e intersectorial conformado por especialistas de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), organizaciones civiles y los diferentes niveles de gobierno crearon la iniciativa Grupo de Integración Social de Tahdziú, para redefinir la ruta emprendida para que esa localidad deje de ser la más pobre del continente.

La directora de Promoción y Participación Social de Sedesol Yucatán, Mariza Salazar Azcorra, indicó que la idea es que los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, que han hecho su trabajo en los últimos años en diferentes proyectos, unan esfuerzos con las autoridades para lograr mejores resultados.

Durante la presentación del programa, expuso que la Uady les ayudará a definir una nueva línea estratégica que potencie, organismo que se encargará de revisar y analizar las acciones implementadas en ese municipio.

“La idea es rediseñar la ruta de acción hacia la toma de decisiones colectivas y acciones articuladas para contribuir al bienestar de los habitantes de esa zona”, agregó.

Durante la sesión fueron presentados y analizados los trabajos realizados a lo largo de los últimos seis años en Tahdziú, al igual que los planes de acción para el futuro.

Finalmente, todos los asistentes fueron invitados a formar parte del Grupo de Integración Social de Tahdziú.

Comentarios

Comentarios