Creyó que por ser mesera le diría que sí; un ‘no’ bastó para matarla

Publicado febrero 07, 2018, 7:14 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

El taxista Freddy Medardo Can Ojeda fue vinculado a proceso penal por el feminicidio de una joven mujer, que aún permanece en calidad de desconocida y cuyo cadáver fue hallado semidesnudo en la carretera Maxcanú-Halachó.

La juez de Control del Centro de Justicia Oral de Umán, Diana Garrido Colonia, encontró elementos para declarar formalmente preso al individuo, quien fue detenido, mediante orden de aprehensión, días después de descubierto el cuerpo de la víctima.

Como medida cautelar se le dejé en prisión preventiva hasta el 1 de diciembre del año en curso y se otorgó un plazo de cuatro meses para el cierre de las investigaciones.

En caso de ser hallado culpable de este feminicidio, el primero de 2018, podría recibir una pena de prisión de 30 a 40 años.

De acuerdo con la causa penal, el pasado 28 de enero, alrededor de las 21:40 horas, el sujeto transitaba al volante de un taxi de la ruta Mérida-Halachó, y en el tramo Kopomá-Maxcanú la mujer se subió al vehículo y enseguida el chofer comenzó a hacerle insinuaciones de tipo sexual.

Un pasajero que los acompañaba se bajó en el trayecto, lo que aprovechó Can Ojeda para arreciar sus proposiciones. Al negarse ella, la golpeó y le causó la muerte con un objeto contundente. Le fracturó el cráneo con una piedra y huyó dejando el cuerpo de la víctima semidesnudo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.