Carencia de áreas zonificadas en el Centro de Mérida provocó conflicto por el ruido

Es importante buscar soluciones, no podemos permitir que llegue a nivel que no se generen negocios apropiados para el turismo en Mérida, dijo el vicepresidente de turismo de la Canaco Servytur Mérida, Carol Kolosz Fischer.

420

La carencia de áreas zonificadas para la instalación de viviendas y empresas genera conflictos como en el que actualmente prevalece entre vecinos y comerciantes del Centro Histórico de Mérida, a consecuencia del ruido generado en restaurantes, bares y otros tipos de negocios, afirmó el vicepresidente de turismo de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Mérida, Carol Kolosz Fischer.

Destacó la importancia y urgencia de resolver esta anomalía, para lo cual se requiere de un estudio profundo que evite a futuro este tipo de anomalías al mismo tiempo que permita el desarrollo de esta parte fundamental de la ciudad.

Resaltó que las autoridades deben estar conscientes de tomar medidas, sin importar el color de un partido u otro, porque “son temas de la sociedad y del desarrollo urbano de Mérida”.

Advirtió que se trata de un problema complejo, ya que tanto los habitantes de ésta parte de la ciudad como los comerciantes tienen el derecho de permanecer en el espacio adquirido y en ambos casos, han invertido en su patrimonio como para perderlo.

Reconoció que “por mucho tiempo se ha hablado del ruido en la Canaco, pero nunca al nivel actual”.

Debido a ello, la Cámara propuso la armonía entre vecinos y comerciantes, para lograr la negociación por ambas partes además de contar con reglas claras establecidas por la autoridad.

Aseguró que ante tal disyuntiva, es el Ayuntamiento de Mérida quien debe dar una solución a esta situación compleja, pues cuenta con el reglamento en el que se establece el uso del suelo.

Consideró que el conflicto “ya se convirtió en un problema grave”, debido a la ausencia de estrategias de desarrollo urbano, en especial, de áreas zonificadas.

El entrevistado informó que en México no se trata con profundidad el tema de las zonificaciones, fenómeno que también prevalece en Mérida, motivo por el cual hoy prevalece un dilema.

Ante tal vacío, se carece de reglas claras para los lugares en que las personas pueden invertir, con el conocimiento de que no surgiría un problema a largo plazo, tanto para los que adquieren lugares de residencia como los negocios.

“El fondo es que no hay áreas zonificadas en el Centro Histórico de la ciudad particularmente, en las que los empresarios que invierten sepan de antemano que hay zonas que no pueden instalarse con un lugar que generará ruido. Es un tema global y de fondo, pero que no se toma en cuenta”, acotó.

Kolosz Fischer catalogó de injusto el pensar que una persona compró una casa e invirtió, pero nadie le dijo que podía colocarse al lado un lugar que generaría ruido y que le complicaría la vida.

La situación se complica cuando al empresario se le otorgó una licencia de uso de suelo a esos espacios, por lo que invirtió en su negocio y ahora le piden que cambie su giro o deje de efectuar actividades propias de su empresa.

Consideró que ambas partes tienen el derecho a estar ahí, y cada uno tiene la responsabilidad de no afectar la tranquilidad de los demás.

Remarcó que la entrega de la licencia de uso de suelo se rige de acuerdo con el reglamento, por lo que con base a éste como se deberá tratar de negociarse una solución armónica.

Finalmente, recomendó la importancia de establecer un estudio en el que se considere la zonificación, para que se instalen negocios que generen ruido, pero también otras donde los vecinos puedan estar en paz, así ambos invierten con toda seguridad.

“Es importante buscar soluciones, no podemos permitir que llegue a un nivel en donde no se generen los negocios apropiados para el turismo en Yucatán, Mérida y el Centro Histórico”, abundó.

En esta vida o nos arreglamos o morimos todos juntos, encontrar una solución o alguien sufrirá: la gente, el centro o los comerciantes, concluyó.

Comentarios

Comentarios