Abogada de secuestradores defiende a investigador acusado de abuso sexual

Publicado agosto 31, 2017, 8:25 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Luego de fungir como defensora de los secuestradores y asesinos del empresario Hugo Alberto Wallace Miranda, la abogada Ámbar Treviño Pérez ahora litiga a favor del científico Mario Rebolledo Vieyra, acusado de abusar sexualmente de su pequeña hija de cuatro años.

Incluso, el especialista también cuenta con el apoyo jurídico de Juan Carlos Mascarua Chirino, autor del libro “Análisis jurídico de la industria petroquímica en México”.

De acuerdo con la información proporcionada, ambos especialistas en derecho consiguieron que Rebolledo Vieyra no pise la cárcel, ya que lograron convecer a los jueces de que el delito “no es grave”, y que la pena impuesta es “exagerada”.

El principal alegato de la defensa fue que “el cliente no concretó la violación”, por lo que argumentaron que el investigador titular B de la Unidad de Ciencias del Agua del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) no es culpable.

Pese a ello, el Tribunal Segundo de Enjuiciamiento le impuso dos años ocho meses y un día de cárcel, como sentencia condenatoria por el delito de abuso sexual.

Al mismo tiempo, se le condenó a la pérdida de los derechos de familia; se le prohibió acercarse a la víctima; el pago de la reparación del daño moral por la cantidad de 20 mil pesos y la reparación del daño material por 56 mil 586 pesos.

Sin embargo, Treviño Pérez logró que el coordinador en Yucatán de los estudios del Cráter de Chicxulub depositara una fianza, con lo cual evitó su ingreso al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida.

De igual forma, evitó que también le colocaran un brazalete electrónico, entre otras disposiciones legales a favor del integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Nivel II.

Para lograrlo, garantizó que su cliente pagara ambas multas, por cerca de 76.6 mil pesos.

Aproximadamente hace más de un año, Treviño Pérez levantó un despacho con otros tres abogados de la capital, y ante lo complicado del caso, Rebolledo Vieyra solicitó sus servicios.

Según el expediente, el posdoctorado en geofísica, título otorgado en 2004 por el Laboratorio de Ciencias del Clima y el Ambiente del Centro Nacional de Investigación Científica del Comisariado de Energía Atómica de Francia (CNRS-CEA, por sus siglas en francés), presuntamente ejecutaba en su hija actos lascivos, pues la desvestía y le pasaba la lengua en sus partes íntimas, entre otras cosas, y la sometía a prácticas sexuales no acordes a la edad de la niña.

A pesar de la gravedad del delito, el doctor en Geofísica por parte del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aún conserva su puesto en el CICY.

Caso Wallace

Treviño Pérez fue la abogada defensora de Alberto y Antonio Castillo Cruz, y de Salomón Tagle, hermano de Jacobo Tagle, ligados con el ex comandante morelense César Freyre Morales, presunto responsable del secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda.

El 11 de julio de 2005, Wallace Miranda fue secuestrado por la banda a cargo de Jacobo Tagle, sin embargo, dos horas después, el empresario fue asesinado.

En vista de sus vínculos con la mafia mexicana, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) abrió la carpeta de investigación PGR SIEDO/UEIS/87/2006, y posteriormente fue detenida.

En su momento, Isabel Miranda de Wallace, madre del empresario plagiado y asesinado, denunció que fue detenida por diversos delitos, entre ellos falsificar documentos médicos.

Al mismo tiempo, la organización no gubernamental denominada Nueva Generación de Derechos Humanos la denunció por el robo de papelería de sus instalaciones.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.