Tras varias horas de tensión, estadounidenses desisten de ocupar su casa en San Crisanto

Publicado mayo 04, 2020, 12:21 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 3 de mayo de 2020.- Tras un tercer fallido intento por llegar a su vivienda en el puerto de San Crisanto, una pareja de estadounidenses decidió pasar otra vez la noche en Telchac Puerto, en casa de una amiga.

Los extranjeros residentes han encontrado resistencia entre los vecinos de San Crisanto, que no los quieren en el poblado tras regresar de un viaje a Estados Unidos, donde la pareja estuvo para atender los trámites legales y funerarios por el fallecimiento de su hija.

Luego de 15 días de estar fuera regresaron a Yucatán y quisieron volver a su casa en San Cristanto, donde habitan desde hace varios años, pero los pobladores no los han dejado entrar por temor a que sean portadores de coronavirus.

Los habitantes del puerto quieren que Ronald R.J., de 68 años, y su esposa de la misma edad se hagan una prueba para descartar que no tengan Covid-19.

Los extranjeros tramitaron un amparo con el que pretendieron entrar esta mañana a San Crisanto, luego de intentarlo el sábado y un día antes.

Llegaron acompañados de una actuaria y con una orden judicial para que les permitan en el acceso, pero de nuevo les impidieron el paso en el filtro sanitario.

Incluso llegaron la comisaria municipal de San Crisanto y el alcalde de Sinanché, municipio al que pertenece el puerto, pero los pobladores negaron el acceso.

Los estadounidenses trataron de llegar a su casa por la zona de playa, pero los vecinos de Sinanché se los impidieron cuando ya estaban a cinco metros de llegar a su casa.

Abogados de los residentes informaron que la gente amenazaba con hacerles daños e incluso prenderles fuego si entraban a la casa.

Al lugar llegó la Guardia Nacional por el alboroto que se estaba generando en la playa.

Tras varias horas de tensión, los estadounidenses optaron por retirarse, lo cual hicieron vigilados por los pobladores.

Abogados de los estadounidenses anticiparon que continuarán con su lucha jurídica para lograr que sus clientes puedan ocupar su casa en San Crisanto.

Pobladores del puerto se han comunicado a nuestra redacción y ofrecieron dar en breve su versión de los hechos.