Renuncian mil 200 morenistas de Yucatán, entre ellos 40 candidatos

Publicado marzo 28, 2021, 2:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Cerca de mil 200 militantes de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), entre ellos 40 candidatos a la alcaldía, renunciaron a su partido para incorporarse a Fuerza por México, debido a las numerosas arbitrariedades cometidas por directos de los comité estatal y nacional.

Los integrantes del comité Cuarta Transformación anunciaron su dimisión, entre ellos los candidatos a las alcaldías de Izamal, Oxkutzcab, Peto, Tekax, Temax, Ticul, Tizimín, Tunkás, entre otros municipios.

En conferencia de prensa, los copresidentes de la “4a T”, Hilda Mirna Díaz Caballero, Villevaldo Pech Moo y Modesto Aguilar Torres, advirtieron que “no nos vamos, porque buscamos una candidatura, simplemente que ya estamos cansados de que nos excluyan, estamos en contra de las acciones del Comité Directivo Estatal (CDE) así como del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena”.

Durante la conferencia de prensa, de manera representativa, Pech Moo se quitó el cubrebocas que tenía el logo de Morena, y lo tiró al suelo.

Comentó que “vamos a seguir funcionando como comité estatal de la Cuarta Transformación, siempre apoyando al presidente de la República. Nos han estado buscando varios partidos políticos para que ingresemos a sus filas”, y al final decidieron quedarse a Fuerza por México.

La gota que derramó el vaso con agua fue la intromisión de “prianistas”, desplazando a los fundadores así como a los que verdaderamente trabajan a favor del partido.

Aguilar Torres aseveró que “nos vamos a otro partido, renunciamos a Morena, nos vamos a un partido donde nos están aceptando, donde va a seguir funcionando la Cuarta Transformación. La 4a T no es propiedad de Morena, es propiedad del pueblo”, acotó.

Expresó que Fuerza por México también apoya el proyecto de López Obrador, por lo que consideraron que “es la mejor opción para continuar como comité”.

Pech Moo aseveró que “el CDE trata de deshacer comités de formación política ya organizados en el Estado, tal el caso de la 4a T, argumentando que no tiene validez por no contar con su aprobación, generando así más dudas entre los mismos militantes y simpatizantes del partido”.

Otro de los motivos de tal decisión, fue la aceptación de aspirantes por amiguismo, dedazos y no por selección estatutaria, “aquellos que jamás se inscribieron en tiempo y forma para contender por determinados cargos de elección”.

Reprobó la admisión de precandidatos externos, la mayoría provenientes de otros partidos, quienes se inscribieron sin separarse de sus cargos.

Denunció que el CDE no asesoró ni apoyó los problemas que tuvieron autoridades morenistas, tal el caso de Colonia Yucatán y Xanabá, comisarías de Tizimín e Izamal, respectivamente.

Solicitó la destitución de los integrantes del CDE y la designación de un comité interino, y exigió una auditoría para saber en que se gastó el recurso asignado.

Pero, ante todas la anomalías y faramallas que prevalecen en el partido, las cuales lo ha fragmentado totalmente, optaron por renunciar e incorporarse a Fuerza por México.