Personal del HRAEPY denuncia abusos del subdirector de enfermería

Publicado febrero 05, 2021, 11:38 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Personal del Hospital Regional de Alta Especialidad denunció diversos abusos por parte del subdirector Ángel Morgan Dzib.

Mediante un comunicado, los trabajadores solicitaron la intervención de las autoridades y el director general Dr. Alfredo Medina Ocampo para buscar una solución en torno a su caso.

Este es el comunicado íntegro que el personal de enfermería emitió:

“Autoridades del Hospital Regional de Alta especialidad de la península de Yucatán, el personal de enfermería alza la voz y pide su valiosa intervención para subsanar y atender de inmediato la
situación que se está presentando con el Licenciado en Enfermería Angel Felipe Morgan Dzib subdirector de enfermería del hospital, el cual está dañando y agrediendo al personal de enfermería con lo que está haciendo, uso del poder y abuso de la autoridad: El subdirector de enfermería del HRAEPY ya se le conoce y todos los trabajadores del hospital ya saben que es muy prepotente, grosero, le grita a su personal, publicaciones que se han hecho por las redes sociales a meses de su inicio de su nombramiento y las autoridades no hicieron nada, hace poco la misma situación en el que el personal ya está molesto y enojado por su comportamiento, además de ser muy grosero y prepotente, morboso, abraza y besa a las enfermeras jóvenes de contrato, a las cuales las hostiga por mensajes a sus celulares y las invita a pasar a su oficina.

Aprovechándose de la situación de la pandemia por la covid-19, recibió la autorización para contratar personal de enfermería, aprovechándose de esta situación está trayendo al HRAEPY, personal de su otro Hospital, el Hospital O’horán donde él trabaja en el turno nocturno como jefe de servicio; al personal de contrato del INSABI les pide una quincena de pago, dicho pago el personal de contrato se lo entrega en efectivo para asegurar su continuidad de un contrato de 3 meses, y los que no dan su cuota les da contrato por un mes, para que posteriormente les corte el contrato y pueda seguir metiendo a su gente y a sus recomendados para seguir cobrando por los contratos, tiene a sus intermediarios personal de contrato que igual trabajan con él en el otro hospital los cuales reclutan a los interesados para decirles que tienen que entregar el dinero en efectivo de una quincena para poder ser contratados por el INSABI estos son Adan Ayala, Rigel Magaña y Efren Alpuche.

De igual forma muchas irregularidades en la contratación del personal del INSABI, les negó la oportunidad a familiares de trabajadores y metió a mucho personal que no contaba y que hasta ahora no cuenta con título y cedula profesional. Tiene a su personal de contrato que goza de muchos privilegios por la protección de él. Tiene contratado por el INSABI a su ex pasante Tifani Cahuich, la cual la tiene en resguardo en su oficina, nunca ha atendido a ningún paciente, no está en el área operativa, nunca ha atendido pacientes y mucho menos a los pacientes con covid-19 para lo que está contratada.

De igual forma, abusó de poder en la campaña de vacunación de covid-19, ya que convoco a todo el personal de contrato que en su mayoría es personal de base del hospital O’horán donde él también trabaja y ya se comentó con anterioridad, quitándole la oportunidad de vacunación al personal de base del HRAEPY.

Al personal de quirófano en particular a los enfermeros quirúrgicos los está confrontando y ahora en cada momento cambia de opinión y de parecer con sus actividades y funciones.

Por conservar su cargo ya perdió y sigue perdiendo los servicios de enfermería, uno de muchos ejemplos cerrados la clínica de heridas y la clínica de catéter.

Anda contándole a todos que el personal de enfermería son todos unos pendejos, huevones que no quieren hacer nada, que no quieren trabajar, con su comportamiento prepotente, déspota, ya
estamos hartos y cansados que él se dirija de esa forma con el personal, POR FAVOR autoridades, director general usted conoce perfectamente al subdirector de enfermería, por lo cual sabe que no
estamos mintiendo, que nos escuche y nos haga caso, tomando las medidas necesarias, POR FAVOR” finaliza.