Obituario: Julio Esponda Ugartechea

Publicado agosto 23, 2021, 9:03 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El mundo de la Abogacía y de la Tauromaquia en México vivió este lunes una gran pérdida. Una larga enfermedad le quitó la vida al reconocido abogado Julio Esponda Ugartechea, uno de los fundadores del prestigiado despacho Zinser, Esponda y Gómez Mont.

Esponda Ugartechea nació en la ciudad de Oaxaca el día 26 de marzo de 1962. Del año 1980-1985, estudió derecho en Escuela Libre de Derecho, recibiendo con mención honorífica el título de Abogado. Del año 1981 a 1992, prestó sus servicios en el prestigiado despacho de litigio penal Bufete Aguilar y Quevedo y posteriormente como asociado del mismo. Era miembro de la Barra Mexicana del Colegio de Abogados A.C. y había ejercido como maestro titular de Derecho Penal en las cátedras de su alma mater la Escuela Libre de Derecho.

Gran aficionado a la fiesta brava decidió incursionar profesionalmente en la Tauromaquia en el año del 2001 con la escuela de “Tauromagia Mexicana”, un proyecto impulsado por Enrique Martín Arranz y en el que se vieron también involucrados en su momento, personas como la ganadera Laura de Villasante, Miguel Valladares, Benigno Pérez Lizaur, Guillermo Treviño, Julio Alcocer y Manuel Villalvazo, entre otros tantos.

La idea de esta escuela era la de formar toreros y pronto comenzó a ver cristalizados sus sueños gracias al apoyo de todas las personas que aportaron el proyecto. Se recuerda mucho a los maestros Carlos Neila, en la primera etapa, y a Juan Cubero.

Uno de los hechos más sobresalientes que consiguió Julio Esponda en “Tauromagia Mexicana” fue el contacto para que los jóvenes alumnos pudieran también tener formación en España, gracias al propio Enrique Martín Arranz y al maestro José Miguel Arroyo “Joselito” en los primeros tiempos. Después se incorporaron Antonio Pedrosa y Fran Vázquez.

El matador Mario Zulaica, hoy gerente operativo de la Plaza México, también formo en algún momento parte de la institución, desempeñado en ella distintas funciones.

Bajo la dirección de Julio Esponda se consiguió llevar con éxito hasta la alternativa a toreros como Octavio García “El Payo”, Mario Aguilar, Arturo Saldívar y Sergio Flores.

“Tauromagia” es el legado taurino de Julio Esponda. Uno de los proyectos de formación de toreros más importantes de la historia de México, quizás el más exitosa después de la primera escuela que formó Saturino Frutos “Ojitos”, a principios del siglo XX, y de la que salió el legendario Rodolfo Gaona.

El abogado Esponda Ugartechea fue uno de los defensores de Armando Medina Millet, en el sonado caso Medina-Abraham, junto los Zinzer y Gómez Mont, poderosos penalistas.

Con información de Sol y Sombra