Muere por trágico choque, pero renace en tres nuevas vidas

Como última voluntad antes de fallecer en el hospital, un joven de 21 años herido de gravedad en un accidente en Hunucmá dona sus córneas, hígado y riñones.

23989

Un joven motociclista que perdió la vida debido a las fuertes heridas que sufrió al ser chocado por un automóvil que no respetó una señal de alto en Hunucmá, donó sus órganos como última voluntad antes de morir.

El joven, de nombre Leonardo Euán Ceballos, tenía 21 años y sufrió un fuerte accidente la noche del domingo 6 de octubre cuando trabajaba en su motocicleta como repartidor de pizzas.

Un inesperado impacto, producido por un vehículo manejado por un hombre identificado como Eduardo B., de 32 años, quien no respetó la señal de alto en la calle 19 con 26 A de Hunucmá, lo dejó tirado en la carretera herido de gravedad.

El joven fue trasladado al hospital Benito Juárez, donde falleció al día siguiente, como consecuencia de sus lesiones.

Antes de perder la vida, el joven realizó una última petición consistente en la donación de órganos, la cual fue cumplida por sus familiares. Trascendió que se donaron sus córneas, hígado y riñones.

Por ese motivo se demoró un poco la entrega del cuerpo, pues se le hicieron los procesos correspondientes de la donación. Los padres del joven lo recibieron apenas este miércoles alrededor de la una de la madrugada.

Hoy se tiene programada una misa a las 4 de la tarde en la iglesia parroquial de Hunucmá, donde se le dará el último adiós.

A través de redes, amigos y familiares externaron su pésame y señalaron que Leonardo era un joven trabajador y muy sonriente. Ahora seguirá presente en diversas personas a las que les dará una nueva vida.

Comentarios

Comentarios