Morenistas confían en que el errático Ricardo Monreal recule en imponer a Verónica Camino

Publicado marzo 25, 2021, 7:55 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

La actuación de Ricardo Monreal Ávila como senador se ha caracterizado por proponer ocurrencias y luego de retirarlas. Ha sido más de una ocasión que ha presentado iniciativas sacadas de la manga, de las que luego ha tenido que recular.

La más reciente fue su propuesta de multar a quien fume dentro de vehículos particulares, la cual tuvo que retirar abatanado por las críticas de que su iniciativa era simplemente ilegal.

Al no ser el acto de fumar un hecho ilícito en sí mismo, resulta irrisorio que se pretenda prohibirlo en un espacio propio como un ‘vehículo particular’, jurídicamente equiparable al domicilio/casa-habitación.

Para los morenistas yucatecos este errático proceder del senador zacatecano, quien busca afanosamente posicionar en estas elecciones intermedias, representa una luz de esperanza ante la pretendida imposición de Verónica Camino Farjat como candidata de Morena a la alcaldía de Mérida.

Abanicada por Monreal Ávila, en alianza con el grupo rolandista-salinista que controla a Camino Farjat, se pretende imponer a la senadora pese a que no se inscribió en el proceso interno para participar como precandidata.

Morenistas yucatecos no han dejado de externar su inconformidad contra esta pretendida imposición, no solo porque se violan los procesos internos, sino porque además Verónica Camino es repudiada por la militancia y por los ciudadanos en general.

En las encuestas de Morena para definir la candidatura, la senadora amiga de Ricardo Monreal sale muy mal posicionada, más ahora que se puso de lado de Félix Salgado Macedonio y revictimizó a las mujeres que acusan de agresión sexual al candidato a la gubernatura de Guerrero.

La militancia de Morena confía en que Monreal Ávila recapacite y, tal como lo ha hecho ya en muchas ocasiones, recule en su afán de imponer a una candidata a modo para él, pero que resultará desastrosa para el partido del presidente López Obrador en la capital yucateca.

Prohibido proohibir, le han recordado al senador zacatecano, y ahora le agregan un dicho más: prohibido imponer.