Llama IMSS a prevenir infecciones en vías urinarias

Publicado septiembre 04, 2020, 12:57 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- La Oficina de Representación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) promueve el cuidado de la salud y con ello comparte recomendaciones para prevenir infecciones de vías urinarias, ya que de no detectarse o atenderse a tiempo podrían ocasionar daño a los riñones.

La doctora Susana Ponce Covarrubias, médico familiar del IMSS, explicó que las vías urinarias son propensas a infecciones debido a que son uno de los conductos por donde pasa la orina, es decir, desechos del metabolismo, y suelen ser más comunes en mujeres de entre 20 a 60 años de edad, como en hombres a partir de los 60 años.

Detalló que los síntomas son: ardor o molestia al orinar, orina de color oscuro y con olor fuerte, incomodidad en la parte baja del abdomen y/o espalda, además de ganas recurrentes de orinar.

Aunque el Instituto ofrece tratamiento farmacológico, en estos momentos de emergencia sanitaria se recomienda fortalecer las medidas de prevención de estas infecciones, como son: consumo de dos litros de agua al día, ya que esto permite una constante limpieza en los riñones.

También se sugiere utilizar ropa interior de algodón o que permita la traspiración de la zona; mantener hábitos adecuados de higiene y evitar el consumo excesivo de bebidas azucaradas, ya que éstas ayudan a proliferar las bacterias; no resistirse a orinar o contener las ganas por tiempo prolongado, pues provoca inflamación en la vejiga y dolor, además mantiene las bacterias que con mayor facilidad pueden propagarse.

De igual forma, es importante que para cuidar los riñones, por cada hora sentado, se camine entre cinco y 10 minutos, esto puede hacerse dentro de la misma casa u oficina, con distancias cortas es más que suficiente; las personas también pueden pararse y realizar estiramientos a nivel general del cuerpo, lo que ayudará a mejorar el flujo sanguíneo.

Ponce Covarrubias reiteró que es importante vigilar la presencia de síntomas, acudir al médico con las medidas preventivas y evitar automedicarse, pues cada infección es diferente.