La justicia da señales de vida en caso de adolescente atropellado

Publicado noviembre 04, 2017, 12:01 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

A unas horas de que se cumpla una semana de la trágica muerte del adolescente Santiago Chin Canul, de 17 años, quien falleció en un accidente ocurrido el fin de semana pasado, en la carretera Maxcanú-Paraíso, a unos metros de la entrada a la comisaría de San Fernando, sus familiares recibieron apenas el acta de defunción.

Lo que no ha procedido es la detención del causante de la tragedia, Ricardo Can Pat, quien manejaba la camioneta que golpeó al joven motociclista y le causó la muerte.

En nuestra edición de ayer publicamos que los padres del adolescente no han encontrado justicia, pues de acuerdo con denuncia que hicieron llegar a Yucatán Ahora, el Ministerio Público no ha procedido contra el causante de la trágica muerte.

Ha pasado casi una semana desde la muerte del joven Santiago Chin Canul, de 17 años, quien falleció en un accidente ocurrido el fin de semana pasado, en la carretera Maxcanú-Paraíso, a unos de la entrada a la comisaría de San Fernando.

Sin embargo, hasta ahora los padres del adolescente no han encontrado justicia, pues de acuerdo con denuncia que hicieron llegar a Yucatán Ahora, hasta ahora el Ministerio Público no ha procedido contra el causante de la trágica muerte.

El accidente, como informamos en su oportunidad, tuvo tintes de dramatismo, porque el hermano del hoy occiso viajaba en la camioneta que atropelló a Santiago, quien iba al mando de una motocicleta.

Según relató Jesús Nazareno Chin Camul, de 22 años y hermano de Santiago, aproximadamente a las 9 de la noche del sábado pasado, junto con el chofer de la camioneta Ford Windstar placas ZAA-70-60, se estaban embriagando y con el espejo retrovisor izquierdo golpearon la motocicleta en la que iba Santiago, pero por su estado alcohólico decidieron fugarse. Santiago Chin Canul, el joven fallecido en el trágico accidente

Posteriormente dejaron abandonada la camioneta en la hacienda San Rafael, donde fue ubicada después por la Policía.

De acuerdo con familiares del fallecido, quien manejaba la camioneta fue identificado como Ricardo Can Pat, quien no ha sido detenido pese a que ya se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público.

Según los informantes, a los padres les hacen dar vueltas sin que resuelvan nada, pese a que Can Pat está plenamente identificado.

De acuerdo con nueva denuncia llegada hasta nuestra redacción, “el asesino pagó cierta cantidad de dinero para que no lo lleven y compraron a las autoridades del Ministerio Público para que aplacen en todo y la familia se dé por vencida.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.