JP Manzanero lamenta que su padre haya muerto por irse de fiesta

Publicado diciembre 28, 2020, 5:11 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Juan Pablo Manzanero, hijo del cantautor Armando Manzanero, hizo fuertes declaraciones sobre la muerte de su padre al periódico Reforma.

Incluso mencionó, en entrevista exclusiva con el periódico capitalino, que el fallecimiento de su padre debería ser una lección para toda la sociedad que baja la guardia contra el coronavirus.

A continuación ofrecemos la nota periodística:

Juan Pablo Manzanero, hijo del cantautor Armando Manzanero, despide a su padre con profundo pesar por su partida física, pero a su vez con extrema alegría por haberlo tenido en vida como “el mejor padre del mundo”, y añade que su “adiós” debería ser una lección para toda la sociedad que baja la guardia contra el coronavirus.

“Hay que dar un atento llamado a toda la gente a que sean más responsables. Mi padre lamentablemente por esa inquietud que sufren todos, de estar cansados de estar en casa, en su cumpleaños se fue a echar desmadre, a un viaje familiar.

“Y de repente veo la foto con 30 personas, sin cubrebocas, y digo: ‘qué cosa tan irresponsable’, se enfermó, a todos mis hermanos, todos los de ahí les dio Covid y a mi jefe, pues lamentablemente, con diabetes, a sus 85, y con el riñón jodido… ¡vaya, la tristeza! Le pedí a Dios que no se lo llevara en la plancha, que lo dejara llegar a su casa e irse en paz, pero es la voluntad de Dios”, expresó Juan Pablo en entrevista exclusiva para REFORMA.

El intérprete y compositor de “Adoro” murió por un paro respiratorio la madrugada de este 28 de diciembre. Trascendió que el pasado 7 de diciembre celebró su cumpleaños 85 en un paraje de Oaxaca y con varios miembros de su familia.

Luego se trasladó a Mérida para inaugurar el Museo Casa Manzanero, a partir de ahí comenzó con síntomas y problemas de respiración, razón por la cual fue ingresado el 17 de diciembre a un hospital.

Sin que fuera un reclamo de molestia, Juan Pablo sí espera que esto sea un llamado de atención para toda la sociedad que no redobla esfuerzos y no cree en la enfermedad que tiene al mundo en jaque con una pandemia como antes no se había visto. Se dijo vulnerable y racional ante la situación que vive la humanidad.

“Nosotros nos hablábamos todos los días para decir que nos amábamos mucho, todavía hablé con él varias veces en el hospital hasta que le quitaron el teléfono porque le prohibieron usarlo, luego lo intubaron, le hicieron su diálisis, y siguió luchando. Tenía muchas ganas de vivir, tenía otros planes.

“Sabemos que era una persona muy inquieta. Yo le dije ‘oye, pa’, no andes saliendo’. Y me dijo ‘es que si yo me quedo en casa me muero’. Es una persona que pues siempre estuvo muy activa, y es también una cosa que estamos viviendo como mundo, que hay que tomársela en serio. No andar haciendo fiestas, que por más ganas que queramos ver a nuestros seres queridos… no. Porque ahora nos vamos a congregar para despedirlo”, puntualizó en enlace telefónico el también cantante, compositor y productor musical.

JP, como le dicen en su familia y sus amigos más cercanos, se encuentra en Mérida para recibir el cuerpo de su padre, donde será cremado, según informó.

“Lo único que puedo es agradecer a toda la gente que nos están brindando su apoyo, es su inmenso amor, su cariño, todo lo que le profesaban a mi padre. Son momentos que hay que agradecer. Es el reflejo del amor que es para siempre, él sembró todo ese cariño y está viviendo en los corazones de uno. La gente trasciende, no muere. Así como veo la vida, mi padre está conmigo, está presente, con nosotros. Aprenderemos a las cosas mejores”, dijo.

En medio de la avalancha de condolencias que todas las celebridades internacionales que lo conocieron han manifestado, Juan Pablo dijo que las agradece profundamente. “Va a vivir para siempre en nuestros corazones”, finalizó.