Incendio ya amenazó a Kabah, Sayil, Labná y Mayapán, sin daños al patrimonio

Publicado abril 25, 2020, 5:13 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

MÉRIDA, 25 de abril de 2020.- Los incendios registrados en la entidad, en lo que va del año, han afectado la periferia de las zonas arqueológicas de Kabah, Sayil, Labná y Mayapán, pero ninguno ha puesto en riesgo las estructuras prehispánicas, afirmó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) – Yucatán, Eduardo López Calzada.

Sin embargo, en el caso de Oxkintok, la situación es diferente, ya que el fuego dañó 27 estructuras precolombinas, y en algunos casos afectó construcciones en las cuales hay escritura jeroglífica, así como dinteles, escalinatas y muros, en los cuales es urgente su rescate.

Precisó que en los últimos meses han ocurrido connatos naturales de incendio en áreas periféricas de cuatro sitios arqueológicos, los cuales no afectaron el patrimonio.

Enunció el caso de Kabah, Sayil, Labná y Mayapán, cuyos vestigios no fueron afectados por las llamas.

Sin embargo, en Oxkintok, el incendio llegó hasta el área nuclear del asentamiento, comprometiendo, hasta ahora, un total de 27 estructuras históricas.

“Ya se trabaja para expeditar los dictámenes precisos de las afectaciones en cada una de ellas y poder solicitar, a la brevedad posible, los recursos necesarios al seguro institucional”, acotó.

Comentó que la Secretaría de Cultura, a través del Centro INAH – Yucatán, toma acciones para continuar con el diagnóstico y, a la vez, mediante las coberturas de seguro precontratadas, atender y resarcir las afectaciones causadas a la ciudad maya, por el incendio forestal ocurrido el pasado sábado 11.

De acuerdo con reportes elaborados por especialistas de la institución, el siniestro tuvo, probablemente, un origen natural, en función de que la ciudad prehispánica, ubicada en Maxcanú, está rodeada tanto por terrenos de uso agrícola en los que se emplean métodos de quema tradicional.

De igual forma, es aledaña a una serranía mediana caducifolia que en tiempo de sequía y mediante la acción del viento favorece al surgimiento de tales eventos, los cuales se propagan con rapidez durante las temporadas de altas temperaturas como la que actual prevalece sobre la Península de Yucatán.

Por su parte, el director del Proyecto de Investigación de Oxkintok, Luis Pantoja Díaz, apuntó que en la antigua urbe se tienen daños estéticos por la pérdida de vegetación y las manchas de hollín, así como de tipo estructural en ciertos espacios.

En torno a la temporalidad de Oxkintok, detalló que va del periodo Preclásico Medio (700-600 aC) al Clásico Terminal (1050 dC).

Mencionó que al efectuar peritajes in situ se observó que el incendio ingresó por el oriente de la zona, incidió en los grupos de edificaciones denominados: Donato Dzul, Cib, Chi, Kumul, Millet, Ah Canul, Xanpol, Lizama, Alonso Ponce, Moo, Cogolludo y Stephens, entre otros.

Los grupos Ah Canul, Dzib y May fueron consolidados e integrados al circuito de visita, mientras que otros están cerrados al público pero se atienden e investigan con regularidad, y algunos más pertenecen al polígono de protección y no habían sido explorados, por lo cual se registran inicialmente en este contexto.

Cabe destacar que tan pronto fue sofocado el incendio, personal del INAH inició en campo diagnósticos de deterioro y daños, labor que hoy continúa en aras de expeditar las acciones correspondientes de mantenimiento, consolidación y reforestación con flora endémica.

“A partir de tales diagnósticos se determinará qué labor es precisa para atender cada edificio”, subrayó el especialista de la sección de Arqueología del INAH-Yucatán.

Ejemplificó el caso del Grupo Stephens, al sureste del sitio, donde se priorizará la atención emergente de los elementos constructivos, en especial los que conservan escritura jeroglífica.

Resaltó el caso de la estructura CA-7 del Grupo Ah Canul, conocida como Palacio Chiich, donde se registró un dintel quemado, escalinatas y muros afectados.

“En este edificio habrá que hacerse una reestructuración integral, para lo cual habrá que descender los paneles que estén en riesgo y consolidar nuevamente la antigua edificación”, abundó.

Finalmente, explicó que Oxkintok continuará cerrada al público, en seguimiento a las medidas establecidas por la Secretaría de Salud federal, para evitar la propagación del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.