Geotubos vencen la erosión y recuperan 8 metros de playa yucateca

Publicado febrero 05, 2018, 6:00 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

En los últimos dos años, la tecnología empieza a frenar el impacto de la erosión costera, al permitir la recuperación de hasta ocho metros de playa afectada, informó el investigador del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), Carlos Rolando Ríos Soberanis.

Dijo que lo más interesante de la instalación de geotubos es que no hay daño al medio ambiente y mucho menos se afecta a otras personas que también cuentan con propiedades, tal como ocurría con otros procedimientos, como lo eran los espolones.

“A más de dos años de su implementación en algunas playas de la costa norte de Yucatán, los geotubos han demostrado ser compatibles con el ecosistema marino sin generar contaminación y tienen una expectativa de vida mayor a 10 años gracias a la calidad de sus materiales”, acotó.

Indicó que Las Coloradas, San Crisanto, Chelem y Chuburná eran algunas de las zonas más afectadas por el fenómeno de erosión de playa en la costa norte de Yucatán.

Una respuesta de la población costera fue la instalación de trozos de madera de bajo costo y sencilla aplicación conocidos como espolones.

“Debido a los efectos negativos que provocaron en los terrenos aledaños, las instituciones gubernamentales locales y estatales prohibieron el uso de espolones en las playas y promovieron la instalación de geotubos”, abundó.

Actualmente, “ya se recuperó entre cinco y ocho metros de playa gracias a la aplicación de sistemas de geotubos instalados por la empresa Axis, Ingeniería y Medio Ambiente, y evaluados por el CICY”.

Ríos Soberanis definió erosión como la remoción del sedimento en una locación particular, es decir, las arenillas, las playas, todo lo que esté enfrente de la costa, por acción del viento y del agua, es decir, por fenómenos naturales, y también por las actividades humanas.

Detalló que “la arena es considerada un material no consolidado por la dispersión de sus partículas, a diferencia de una roca, material donde las partículas forman un todo consolidado”.

A consecuencia de ello, el sedimento se remueve fácilmente por el movimiento continuo de las olas, fenómenos naturales como tormentas y huracanes y, por consecuencia, de eventos antropogénicos, como la construcción de casas, hoteles y brechas, apuntó.

Estrategias

El entrevistado explicó que existen dos tipos de estrategias para proteger las playas de la erosión: las de ingeniería dura y las de ingeniería suave, y la primera involucra acciones de ingeniería muy costosas, implican una cantidad elevada de materiales como cemento, roca y cerámica, y generalmente afectan los procesos naturales de la costa.

Mientras que las estrategias de ingeniería suave implican menores costos y se basan en los procesos naturales del ecosistema, por lo que el uso de los geotubos forma parte de acciones idóneas.

Recordó que en 2012, la empresa de origen yucateco inició un proyecto de reconstrucción de playas erosionadas en la costa norte de Yucatán a través de la instalación de geotubos.

Estableció que se trata de materiales tubulares elaborados a base de polímeros, cuya longitud puede tener de seis a 10 metros, y su diámetro abarca de uno a 1.5 metros.

Aclaró que las costas de Yucatán presentan una topografía marina que permite la fácil aplicación de los geotubos, pues la dinámica de corrientes del Golfo de México tiene un efecto en dirección diagonal sobre el sedimento arenoso.

“La dinámica es prácticamente de corriente diagonal, no está perpendicular a la orilla y tampoco es paralela, sino que tenemos un ángulo”, subrayó.

Remarcó que el estudio contó con el apoyo del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.