En un país tan necesitado de científicos, en la UNAM maestros le hacían bullying a niño genio

Publicado agosto 04, 2020, 11:03 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- La historia de Carlos Santamaría Díaz, el alumno de 14 años que estudiará Ingeniería Biomédica en la Universidad Anáhuac Mayab de Mérida, es digna de resaltarse, no solo por la genialidad del adolescente, sino también por todos los obstáculos a los que ha tenido enfrentarse.

En un país tan necesitado de buenos estudiantes, pero más de científicos, Carlos tuvo que optar por una segunda carrera, la cual cursará en línea en la sede Mérida de la Anáhuac, luego de sufrir bullying en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El enfrentamiento con académicos de la UNAM llegó a tal grado que Carlos declaró a medios nacionales que “ellos (el personal de la universidad) son los emocionalmente débiles, no yo”.

Sobre su ingreso a la Anáhuac Mayab dijo: “Tengo que ir a donde me quieran”.

Carlos, quien actualmente estudia la carrera de Física Biomédica en la Facultad de Ciencias, fue el primer menor de edad en ser admitido por la UNAM en el 2018, a los 11 años.

Sin embargo, dejaría esa institución luego de denunciar acoso por parte de un profesor y continuará sus estudios en la Universidad Anáhuac, donde ya fue admitido con una beca del 90 por ciento.

Los hechos, de agosto de 2018 y denunciados por el papá Fabián Santamaría en representación de Carlos, señalan a un profesor, de nombre José Antonio Alonso Pavón, a quien acusan de realizar actos de acoso y difamación, además de cuestionar su capacidad académica por su corta edad.

En septiembre de 2019, un tribunal federal otorgó un amparo a Carlos para que la UNAM determinara en qué medida lo afectó el acoso y la difamación de la que fue víctima por parte de personal académico de la máxima casa de estudios cuando cursaba el primer semestre en la Facultad de Ciencias.

Ante los problemas escolares que enfrentó el menor y los múltiples paros en la UNAM previos a la pandemia, Carlos y su familia decidieron buscar una segunda opción.

Los padres se acercaron a la Anáhuac, donde le aplicaron los exámenes y tras obtener los resultados, lo admitieron con una beca del 90 por ciento. Además le revalidarán algunas de las materias que ha cursado en la UNAM, donde concluyó su cuarto semestre.

En entrevista con medios nacionales, Carlos aseguró que por el momento, a causa de la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, podrá cursar ambas carreras en línea, pero a partir de su experiencia en la universidad privada decidirá en cual de las dos concluirá sus estudios.

“Para mí significa la oportunidad de también comparar, porque hemos visto en varias ocasiones que la UNAM no puede ser lo más adecuado para mí, entonces tal vez el ambiente o las condiciones de la Anáhuac respecto de casos como el mío puedan hacer que la Anáhuac sea una oportunidad mejor que la UNAM o puede que no también”, explicó.

“Por lo menos, el próximo semestre lo voy a llevar en las dos universidades porque las dos van a ser en línea y después ya vemos si me quedo en la UNAM o me voy a Mérida”, finalizó.