El PRD de Yucatán, sin nada que celebrar a 31 años de su fundación

Publicado mayo 06, 2020, 12:25 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 5 de mayo de 2020.- Perredistas de Yucatán recordaron que este 5 de mayo se cumplen 31 años de la fundación de su partido. Sin embargo, lamentaron que tengan escasos, por no decir, nulos motivos para celebrar.

Señalaron que si a nivel nacional el instituto político no encuentra su camino, en el caso de Yucatán el partido del sol azteca sigue secuestrado por los mismos personajes que lo han llevado al bache donde se encuentra.

Dichos personajes son Alejandro Cuevas Mena, diputado rolandista del PRD, y Eduardo Sobrino Sierra, a quienes acusan de velar solo por sus intereses personales.

El PRD surgió de un desprendimiento democrático del PRI en épocas en las que se recrudecía el autoristatismo de un partido que había estado más de 70 años en el poder.

Tras el fraude electoral de 1988, se agruparon todas las fuerzas de izquierda que exigían la democratización del país y las estructuras que había generado la Revolución de 1910.

La debacle del PRD comenzó con la salida del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, pero les cayó una oportunidad que desaprovecharon cuando hicieron alianzas con el PAN y volvieron a tener triunfos electorales en diversos estados.

Sin embargo, en el caso de Yucatán la dirigencia que hasta hoy encabeza Cuevas Mena se negó a establecer la alianza con el PAN, que postuló al actual gobernador Mauricio Vila.

A nivel nacional quien apoyó esta decisión de Cuevas Mena fue Adriana Díaz, quien vio con buenos ojos que su partido se entregara al proyecto rolandista que los llevó a postular a un candidato desconocido para dividir el voto opositor y beneficiar al aspirante priista, Mauricio Sahuí Rivero.

Sus planes no salieron como esperaban y el PRD cayó estrepitosamente atropellado por las aplanadoras de Morena y la ola opositora que instaló a Mauricio Vila en el Palacio de Gobierno.

Sin embargo, lejos de ser destituidos por la vergonzosa derrota, hasta hoy el grupo de Cuevas Mena se mantiene regenteando la franquicia del PRD, la cual utiliza para sus fines personales, como vender su voto al mejor postor en el Congreso.

Actualmente Cuevas Mena se opone al proyecto de reactivación económica que propone Mauricio Vila para salir de la crisis económica que deja el Covid-19.

Sin embargo, perredistas yucatecos consideran que su postura no es genuinamente por ser oposición responsables, sino porque está buscando obtener algún beneficio político a cambio de su voto.

Recordaron que en la votación del paquete fiscal 2019 exigió manejar un presupuesto de 28 millones de pesos mediante la “unidad de vigilancia”, pero como se le negó hizo un berrinche que dejó de manifiesto tanto en las reuniones de comisiones como en la sesión plenaria.