Crónica: El adiós a Roger Aguilar

Publicado septiembre 06, 2018, 12:56 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Por: Rodrigo Vázquez Parada

El 5 de septiembre del 2018 queda marcado por el fallecimiento de Roger Aguilar Salazar, primer diputado federal electo por la coalición Juntos Haremos Historia, pero en especial del partido Morena en la historia de Yucatán.

Murió a las 5:30 de la mañana, a los 78 años de edad en medio de una lucha por mejorar su salud. Desde las primeras horas la información de su muerte circulaba en los medios de comunicación; dirigentes y militantes de Morena confirmaban la noticia; posteriormente los directivos estatales de los partidos que lo postularon rectificaban la información y notificaban que sería velado en la Funeraria La Piedad.

A las tres de la tarde Mirna Buenfil, esposa de Roger Aguilar, y familiares se encontraban en el velorio, quienes ya los esperaban eran amigos y amigas del “Camarada RAS”, sobrenombre con el que se conocía al político yucateco en la comunidad comunista y de izquierda en el Estado.
“RAS” surge de las iniciales del nombre de Roger y de sus apellidos Aguilar Salazar.

En un ataúd blanco yacía el cuerpo del diputado electo, no podía faltar su acostumbrado sombrero que se encontraba sobre el ataúd, el cual estaba rodeado de arreglos florales, entre ellos había uno en especial, enviado por el diputado federal Mario Delgado, quien es el Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en San Lázaro, y quien hubiera sido el coordinador de Roger Aguilar, si este hubiese tenido la oportunidad de rendir protesta, pero debido a la delicada salud le fue imposible volar a la Ciudad de México.

Incluso quien se comunicó con Mirna Buenfil, fue el también diputado federal y Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

A las 4:30 de la tarde en la sala de velación se ocuparon todos los espacios por los amigos de Roger, quienes eran en su mayoría contemporáneos a su edad y lucha en la izquierda política.

Tras el paso de minutos llegaron los diputados locales de Morena en Yucatán, Fátima Perera, Leticia Eúan, Miguel Candila y Luis Hermelindo Loeza, quienes hicieron guardia por unos minutos al lado del cuerpo del “Camarada RAS”.

La sala llegó a un punto donde todos recordaban la vida y obra de Roger, me recordó a aquellas tardes de café en el “Impala”, donde todos los asistentes recordaban los buenos tiempos y proponían soluciones para mejorar el bienestar de la sociedad yucateca.

A las 5:30, se conformaba una serie de participaciones para hablar ante todos y dar unas palabras en nombre de Roger, lo hicieron amigos cubanos quienes recordaban el apoyo que recibieron de él; de igual forma hacían uso de la voz camaradas de izquierda, quienes traían a la memoria escenas durante la campaña y de eventos a los que acudían y organizaban, entre ellos los mítines en apoyo a las familias de los 43 jóvenes de Ayotzinapa cada año, en la fecha de aniversario.

Llegó el momento de hablar de Limbert Interián Gallegos, amigo, colaborador y suplente en la fórmula a la diputación federal, quien dijo: “Lo que hemos caminado, visto y vivido no quedará en el olvido”, en referencia a la campaña, “buscaremos cumplir el deseo de Roger” puntualizaba Limbert con voz entrecortada, “con humildad y no rendirse para mejorar las condiciones de vida del pueblo yucateco”, ya con lágrimas en los ojos, “no escatimaremos en serivir y cumplir, que no se pierda el ejemplo de RAS”, finalizaba y entre los asistentes se escuchaban “¡VIVA ROGER AGUILAR, AHORA Y SIEMPRE!”, “¡VIVA ROGER AGUILAR, AHORA Y SIEMPRE!”, acompañado por un prolongado aplauso de todos.

Posteriormente se entonaron dos canciones de la comunidad comunista, la ya conocida “La Internacional” y el “Himno Venceremos”, el cual precisamente dice en una de sus estrofas y que se escuchó más fuerte que las otras: “Recordando al maestro valiente, cuyo ejemplo lo hiciera inmortal…”

Eran ya más de las nueve de la noche, el momento más emotivo fue el retiro del ataúd para llevar a la sala de cremación, en medio de aplausos y lágrimas se despedían del “Camarada RAS”, y nuevamente se escuchaba “¡VIVA ROGER AGUILAR, AHORA Y SIEMPRE!”, “¡VIVA ROGER AGUILAR, AHORA Y SIEMPRE!”.

Escribe Rodrigo Vázquez Parada, periodista egresado del IECY, activista social y político en Yucatán

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.